lunes 30 • enero 2023

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

¿Escasez de talento?

Carolina Hernández
CEO de Identidad Organizacional
- Advertisement -spot_img

“Con el nuevo año es interesante dar una vuelta a los planteamientos sobre la contratación de personas y la fidelización de la plantilla” 

Llevamos tiempo hablando sobre la escasez de talento. No sólo ocurre en nuestro país. En noticias aparecidas recientemente, Nueva Zelanda busca cubrir 75.000 empleos cualificados con personas procedentes de todo el mundo, a quienes otorgará la residencia de manera automática. 

Falta mano de obra en todo el mundo. Las empresas de selección de personal hablan acerca de la creciente dificultad de los procesos de selección. Se encuentran personas acordes con una oferta que, normalmente están trabajando y, ante el cambio, la empresa en la que se encuentran les hace una contraoferta para fidelizarlos y vuelta a empezar para la empresa de selección. 

Sin embargo, hay empresas en las que la gente se pelea por trabajar. Y no son precisamente grandes empresas conocidas por todo, sino pequeñas organizaciones que ofrecen unas características muy alineadas con los perfiles que buscan. 

Y es que, dado que el mundo gira vertiginosamente y todo cambia a una velocidad de vértigo, las mentalidades de las personas responsables y propietarias de las empresas también deben cambiar si quieren fidelizar a los mejores talentos. 

Por un lado, las jóvenes generaciones compuestas por los llamados milenials y centenials buscan unas motivaciones diferentes, así como organizaciones con un propósito claro, un proyecto del que se sientan parte y con el que sientan que contribuyen a una finalidad positiva para el mundo, independientemente del sector en el que se ubique la empresa. 

Por otro lado, el teletrabajo es algo a lo que debemos acostumbrarnos definitivamente. No es que todo el mundo quiera o pueda teletrabajar, sino que desean que su empresa les facilite la flexibilidad suficiente como para poder disponer de espacios diferentes para desempeñar su trabajo y, sin dejar de cumplir sus objetivos, puedan realizar su trabajo de manera remota.

Es obvio que hay puestos de trabajo que requieren la presencialidad, pero hay otros puestos que no la requieren tanto y las personas buscan, irremediablemente, esa flexibilidad. Esto implica que aquellas personas dueñas y/o responsables de empresas a quienes les encante la presencialidad, van a tener que replantearse esas creencias para dar paso a espacios mucho más flexibles en este aspecto. 

Además, la empresa adquiere, aunque no lo pretenda, un nuevo protagonismo a la hora de formar a su ecosistema humano en aquellos aspectos importantes para la organización, tanto a nivel técnico, como a nivel transversal en, por ejemplo, las competencias emocionales requeridas en su puesto de trabajo. 

Otro aspecto importante es la capacidad de escucha, por parte de las organizaciones, de las motivaciones y necesidades específicas de cada persona. Aquellas empresas con mayor capacidad de escucha y mayor flexibilidad para dar a cada persona lo que necesita, tendrán más éxito para encontrar el talento adecuado, así como mayores oportunidades de fidelizarlo. 

Con el inicio del nuevo año es interesante darle una vuelta a los planteamientos sobre la contratación de personas, así como sobre la fidelización de la plantilla. Para este segundo escenario es importante generar estrategias de bienestar a todos los niveles, con el objetivo de que las personas deseen quedarse en la organización.

Y esto se producirá si las personas encuentran en su empresa aquello que necesitan: un salario económico acorde a su valía y a sus necesidades, un salario emocional que complemente el anterior y les haga sentir a gusto en su día a día, un planteamiento de crecimiento personal y profesional que les motive, un espacio físico saludable y una flexibilidad que les permita conciliar mejor su vida privada y profesional. 

Las organizaciones que, rememorando a Darwin, se adapten a las necesidades de las personas de los nuevos tiempos, podrán estar más tranquilas en cuanto a la integración y fidelización del talento. Comenzamos un 2023 en el que vamos a ver muchísimos cambios con, probablemente, la IA (Inteligencia Artificial) como protagonista de muchos de ellos. Mi deseo es que tengamos todos la capacidad de adaptarnos con agilidad a los interesantes momentos que vamos a vivir y a protagonizar. 

- Advertisement -spot_img
Carolina Hernández
CEO de Identidad Organizacional

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img