sábado 19 • junio 2021
17.4 C
Madrid
sábado 6 junio 2021
- Publicidad -

El fútbol europeo pierde 85 millones semanales con los partidos a puerta cerrada

- Advertisement -spot_img

El fútbol europeo venía de registrar cifras récord en 2019. Los 711 clubes de la primera división europea acumulaban un crecimiento medio de los ingresos del 8,2 % durante los últimos veinte años, y las ganancias operativas fueron las segundas más altas jamás registradas. El estallido de la Covid-19 arruinó estos buenos resultados. El fútbol iba creciendo y el coronavirus lo ha parado en seco.

Capital analiza la situación del sector con Jan Alessie, cofundador y director de World Football Summit. El fútbol venía de unos incrementos exponenciales, mientras que, desde marzo de 2020, los beneficios por traspasos han registrado un déficit estimado de 7.200 millones de euros en clubes profesionales de primera división.

UEFA ha publicado la duodécima edición de “The European Club Footballing Landscape”, un informe anual sobre la economía integral de 711 clubes de la primera división en Europa, firmado por su CEO, Alexander Ceferin. Todas las competiciones de cualquier deporte se han visto afectadas por la impredecible pandemia, y la Covid-19 ha provocado que al menos el 10 % de los clubes presupuesten pérdidas de ingresos. No obstante, existe una diferencia de impacto amplia entre unos países y otros, ya que algunos sobreviven peor a la crisis. Ese 10 % se dispara hasta un 30-35 % en varios clubes. Cada club de cada país es un mundo, y alguno ha sido más inmune.

Los clubes europeos

El confinamiento provocó un parón sin precedentes de la actividad del fútbol. La media de días de interrupción de las diferentes ligas fue de 146 días, y tan solo Bielorrusia pudo continuar su funcionamiento sin sufrir la suspensión de partidos. Ante esto, cada club tuvo su método de reacción. Los más “autosuficientes” tienen modelos de negocio y bases de costes más diversificados y con mayor flexibilidad, pero se encuentran con ciertas dificultades para acceder a financiación en momentos de emergencia. Según el informe, el 80% de los clubes europeos tuvieron acceso a algún tipo de apoyo gubernamental, y la UEFA Intelligence Centre cifra en 3.000 millones de euros las inyecciones de capital recibidas por el sector.

La repercusión ha sido fuerte, empezando por los salarios. En 2019, los sueldos suponían un 64 % del presupuesto -los jugadores, un 49 %, y un 15 %, el resto del personal- y las estructuras muchos clubes poseen facturas salariales fijas cada vez más insostenibles. Según resalta “The European Club Footballing Landscape”, los contratos de los jugadores limitan la reacción y la necesaria reestructuración de los clubes ante la pandemia. Y más, en países como Holanda y Escocia, en los que el 44 % y el 42 %, respectivamente, de sus contratos vencían en verano de 2020. Esto afecta directamente al mercado de fichajes.

La deuda de los 711 clubes de la primera división europea se dispara más de un 20 %, según un informe de la UEFA

En comparación con el verano anterior, se registra una caída del 40 % en el valor de actividad de fichajes europeos. A esta reducción de los movimientos de futbolistas se suma que los clubes se comprometieron a pagar 34.000 millones de euros en salarios de jugadores cuando se recuperara un flujo estable de ingresos.

Jan Alessie, cofundador y director de World Football Summit

Los clubes de fútbol acostumbran a tener una escasa transparencia en los compromisos salariales, pero el Centro de Inteligencia de la UEFA estima que los equipos tienen compromisos salariales pendientes por valor 34.200 millones. El informe asegura que los clubes de primera división salvaron espontáneamente una buena proporción de los gastos de la temporada y que se estima que ahorren al menos 1.000 millones en jugadores y personal, pero queda pendiente saber si este recorte será suficiente para compensar las pérdidas registradas. El endeudamiento de los clubes se estima que aumente en más del 20 %.

La puerta cerrada

Esta temporada pasaron por los tornos de los estadios 210 millones de personas menos, ya que los partidos a puerta cerrada han provocado una reducción del 95 % en la asistencia. Si observamos la evolución de las temporadas de los últimos años, estos serían los resultados:

  • En la temporada 2018/2019, la presencialidad fue de 105,2 millones de personas, mientras que, entre los años 2019/2020, el confinamiento provocó que se redujese a 73,8 millones.
  • La Premier League y la Bundesliga registraron sólo 3,6 millones y 3,4 millones de expectadores, respectivamente – y esta última temporada 2020/2021 el descenso fue catastrófico, 3,6 millones de aficionados en toda la temporada.
  • En tres años la caída de la media de público en los estadios ha sido de más de 100 millones de personas.

Sin duda, el efecto de la puerta cerrada ha sido radical. Como cita Alessie, “el fútbol es un evento y se ha perdido la experiencia”. La devolución de los ingresos por abonos de los socios que se habían pagado por adelantado y los beneficios de la venta de entradas individuales y asientos premium representan el 44 % de los ingresos.

En 2020, entre el 60 y el 80 % de los beneficios se puso en riesgo por la puerta cerrada, y la mayoría de los clubes no ha cobrado ingresos por abono de temporada 2020/2021, salvo una proporción muy residual del 5-10 %. Cada semana, jugar los partidos a puerta cerrada les ha costado a los clubes europeos de primera división 85 millones de euros.

En positivo, la puerta cerrada ha reducido costes en seguridad y en limpieza de los estadios, y se espera el regreso gradual de asistencia en el segundo semestre. Si las condiciones lo permiten, pasarán de una capacidad del 25 % al 50 %. Alessie afirma que lo importante es que las cosas se han hecho bien y “la gestión de los clubes ha sido ejemplar, con un trabajo fantástico”. El fútbol saldrá de esta.

Televisiones y patrocinios

Muchas cadenas de televisión no están dispuestas a pagar precios anteriores a la pandemia y negocian reducciones en los derechos de TV. Francia es uno de los países que más sufre este escenario, con una reducción aproximada del 30 %, y ha pedido renegociar los derechos.

Esta temporada hemos vivido cierto colapso de las ofertas de televisión, pero esto no significa que los ingresos por esta vía no se hayan visto afectados por la Covid-19. Los principales clubes, que dependen más de los derechos de televisión que de la asistencia de los aficionados, los presupuestos los cubren con el primer capítulo de ingresos, según cuenta el director de World Football Summit.

Sin embargo, en Europa del Este, varios clubes generan solo una pequeña proporción de sus ingresos de la televisión. Una caída del 5 % en los derechos de televisión nacionales provocaría una pérdida de ingresos de más de 450 millones de euros en toda Europa, según el estudio de UEFA. En medios digitales también se ha notado la caída. En casi todas las regiones se registran mínimos históricos, y tan solo en Escocia bajó un 7 % en comparación con 2019.

En lo que a patrocinios se refiere, las pérdidas registradas han sido más suaves, ya que los contratos son de mayor duración, a pesar de que se limitaran las actividades de patrocinio con la puerta cerrada. También el cambio de horarios de ciertos partidos hizo que se retrasara la vuelta del público presencial, por lo que los titulares de derechos podrán negociar para obtener más descuentos en el futuro. Lo que sí ha variado es la tendencia. Estos meses se han firmado contratos de patrocinio más cortos para limitar el riesgo.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img