sábado 27 • noviembre 2021

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- publicidad -
- Advertisement -spot_img

Jóvenes y generación “silver”, las dos grandes preocupaciones del nuevo modelo de trabajo

El paro juvenil sigue aumentando, pese al descenso de las cifras globales de desempleo, y es un problema estructural que merma el futuro del país 

El progresivo envejecimiento de la población y los ajustes empresariales excluyen del sistema a los mayores de de 55 años

La situación de los jóvenes parados preocupa especialmente al mercado laboral. El motivo: mientras los datos de octubre mostraron una rebaja en el desempleo de 734 parados, la primera caída en este mes desde que hay registros, las cifras de los jóvenes no logran mejorar. Tanto es así, que en el mes de octubre se registró un incremento del 2,34% de parados menores de 25 años. Es decir, 5.867 personas más. Ante esta situación, expertos como Javier Blasco, director del MBA de IMF Smart Education y director de Adecco Group Institute, lo tienen claro: “Hay que cambiar las patologías del mercado laboral español”. 

Para Blasco, “un gran problema es que hay más ofertas de trabajo que piden FP que formación universitaria, y eso, en un entorno tan negro para los jóvenes, debe atenderse”. La solución que propone es que “los títulos vayan alineados con lo que pide el mercado de trabajo y un mayor componente práctico en el que se incluyan especialmente las nuevas habilidades”. Porque, según recuerda éste, “el 40% de los conocimientos caduca en cinco años”. 

Y añade: “Tenemos un mercado muy polarizado, especialmente por el marco regulador, porque las personas que tienen más experiencia difícilmente salen antes al desempleo, algo contrario al colectivo más joven”. A esto hay que sumar la tasa de los llamados “ninis” [ni estudian ni trabajan], puesto que España es el tercer país de la Unión Europea con mayor porcentaje de jóvenes entre 16 y 29 años en estas circunstancias. Sólo Italia, con un 23%, y Grecia, con un 19%, superan el 17% nacional. 

“hay más ofertas de trabajo que piden FP que formación universitaria, y eso debe atenderse”

Javier Blasco, director del MBA de IMF Smart Education y director de Adecco Group Institute

Así lo detallan las cifras de Eurostat, las cuales apuntan a que la pandemia ha disparado precisamente esta tasa de desempleo entre la población de menor edad. En concreto, el 11,4% de la población menor de 25 años se encuentra sin trabajo, es decir, la segunda tasa más alta de la zona comunitaria.  

El problema es que, tal y como apuntan las propias cifras de Eurostat, el 70% de los llamados “ninis” querrían tener un trabajo y apenas la tercera parte de ellos no está en búsqueda activa. Por ello, el director de Adecco Group Institute lo tiene claro: “El problema es de las patologías del propio mercado”.

Los “silver”, ¿una nueva generación perdida?

El panorama laboral actual deja entrever determinadas tendencias que han puesto en jaque el futuro de algunos colectivos. En el caso de la llamada generación silver, es decir, trabajadores con más de 55 años, con una deriva de vital importancia.  

Así lo apunta a Capital Alfonso Jiménez, fundador y CEO de Recruiting Erasmus, quien cree que “España es uno de los países con una mayor problemática en cuanto al envejecimiento de su población, pero luego cualquier ajuste en una empresa se hace precisamente en base a personas de mayor edad”. Una realidad en la que denuncia que “los mayores de 50 años son excluidos directamente y quedan flotando en el mercado sin posibilidad de reintegrarse, lo que hace que cada vez tengamos una mayor masa de personas a partir de estas edades que quieren trabajar, pero a las que el mercado no les deja”. 

“los mayores de 50 años son excluidos directamente y quedan flotando en el mercado sin poder reintegrarse”

Alfonso Jiménez, fundador y CEO de Recruiting Erasmus

Actualmente, nuestro país cuenta con más de medio millón de personas con una edad superior a los 55 años en situación de paro y, tal y como argumenta Jiménez, “la única solución que tienen para seguir trabajando es hacerse autónomo”. De hecho, el tejido laboral cuenta con un millón de trabajadores de estas características. 

Por eso, cree que una de las soluciones vitales es “desarrollar políticas de formación” porque “no podemos permitirnos que las personas se vuelvan obsoletas”.  “Este tipo de medidas se centran mucho en las primeras etapas de la vida profesional, pero se olvidan de las más avanzadas. Y por eso tenemos que revertir esta situación”, critica. 

¿La fórmula? “Dando oportunidades a los trabajadores senior, buscando proyectos, rotándoles, ofreciéndoles oportunidades que les hagan salir de su zona de confort”. Porque, para Jiménez, “es un auténtico desperdicio injustificado en comparación con otros países europeos que las personas por cumplir una determinada edad se queden fuera de la rueda laboral”. E insiste: “Es una pérdida de talento y experiencia impresionante”. 

Además, la ampliación de la edad de jubilación no ayuda. “Hay muchas personas que salen del mercado a los 50 años y es una barbaridad, porque si retrasamos más la edad de jubilación vamos a potenciar la precariedad de estas personas válidas, con talento y gran experiencia”.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img