miércoles 30 • noviembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Aurora Barbero (Asisa): “La telemedicina no sustituirá la atención presencial, la complementará”

“Recibimos llamadas de clientes preguntando cómo nos podían ayudar en la pandemia, fue conmovedor”, señala la directora de Grandes Cuentas de ASISA

“Somos esenciales para mitigar la desigualdad en el acceso a la sanidad privada en todo el país” 

“Los seguros de salud son de los beneficios sociales mejor valorados por los empleados de las empresas” 

Como directora Nacional de Grandes Cuentas de ASISA, una empresa dedicada al sector de la salud, ¿cómo vivió ASISA la pandemia en los momentos más duros?, ¿cómo ha sido el desarrollo de este último año? 

La pandemia de la Covid-19 ha hecho que aumentara de manera muy notable nuestra actividad y creo que ASISA, como el resto del sector, ha reaccionado con responsabilidad y eficacia. El mayor reto que hemos afrontado es el de permanecer al lado de nuestros clientes durante el confinamiento y toda la pandemia, escuchando y superando todo tipo de barreras para responder a sus necesidades. 

Como partners de salud, las empresas han acudido a nosotros buscando apoyo para cuestiones relacionadas con la salud y la seguridad de sus empleados. Les hemos ayudado en sus protocolos internos, con test a sus trabajadores, ofreciéndoles contenidos de salud para superar el confinamiento, gestionando la atención domiciliaria, las urgencias… etc. En resumen, hemos estado a su lado, que es lo que nuestros clientes esperan de nosotros. 

En términos generales, ASISA ha asumido su responsabilidad y ha atendido a sus asegurados afectados por la epidemia, renunciando a aplicar las cláusulas de los condicionados que excluyen la prestación en caso de epidemia. Hemos atendido a más 200.000 pacientes por Covid-19 y más de 10.000 han requerido ingresar en algunos de nuestros hospitales propios o concertados. La pandemia nos acercó más a nuestros clientes. La primavera de 2020 fue muy complicada, pero conseguimos mantener nuestros niveles de calidad de servicio y seguir atendiendo todas las necesidades. 

También recibimos llamadas de clientes preguntado cómo nos podían ayudar. Quiero agradecer a aquellos que nos proporcionaron material de protección… fue conmovedor. Fortaleció nuestra relación. 

¿Qué es de lo que se sienten más satisfechos de su labor en esta etapa? 

Lo que nos hace sentir más orgullosos es haber sido capaces de ayudar a nuestros clientes a resolver sus problemas en un momento de incertidumbre. Hemos aportado soluciones de salud que implicaban movilizar grandes recursos, como la organización para la vuelta a las oficinas tras el confinamiento, pero también hemos ayudado a resolver pequeños problemas que afectan de forma individual a las personas. 

Facilitar la comunicación entre esa persona que tenía a su familiar ingresado, el traslado de un paciente, facilitar equipos de protección individual a un equipo, etc, etc. Haber estado allí, con la cercanía que nos caracteriza ofreciendo tranquilidad es algo de lo que nos sentimos muy orgullosos y que ha fortalecido unos vínculos para siempre.   

Desde marzo de 2020, nuestra única prioridad ha sido cuidar a nuestros asegurados y pacientes, acompañarlos y ayudarles a proteger su salud. Estamos orgullosos de haber aportado nuestra experiencia y nuestro esfuerzo para garantizar la tranquilidad no solo de nuestros asegurados sino de la sociedad en su conjunto frente a una emergencia sanitaria que ha sacudido los cimientos de nuestra sociedad. 

Desde un punto de vista comercial, ¿cuáles han sido los retos que han tenido que afrontar? 

Las medidas para frenar la extensión de la pandemia cambiaron nuestra forma de trabajar, y especialmente en el caso de las empresas. Dar una respuesta solidaria a nuestros clientes en momentos de dificultad, escucharlos y entender las dificultades que han tenido que afrontar algunas empresas, ha exigido una respuesta extraordinaria. 

Hicimos un importante esfuerzo para facilitar a nuestros asegurados el mantenimiento de sus pólizas buscando fórmulas flexibles de pago, adaptándonos a sus nuevas necesidades, etc. En resumen, la pandemia nos ha obligado a transformarnos, ha acelerado notablemente nuestra transición digital, la apuesta por el desarrollo de nuevas formas de trabajo y la capacidad de adaptarnos a las demandas de los clientes. 

¿Han crecido las asistencias de tipo videoconsultas o chats médicos?, ¿cómo funciona este servicio? 

La Covid-19 ha impulsado la implantación de la telemedicina, que ya es una forma más de acceso a las prestaciones que los asegurados tienen contratadas. En ASISA hemos hecho un gran esfuerzo por avanzar en este ámbito y hemos desarrollado ASISA LIVE, una plataforma de medicina digital con videoconsultas en una veintena de especialidades. Cuenta con un Servicio de Apoyo Psicoemocional y un Chat Médico, una app para dispositivos móviles que permite acceder desde cualquier lugar y en cualquier momento a un profesional médico en las principales especialidades. 

El asegurado puede acceder a estas herramientas de telemedicina que nos permiten mejorar la atención y ampliar nuestros servicios. Sin embargo, la telemedicina no sustituirá a la consulta presencial; en todo caso, la complementará. ASISA siempre ha defendido que la relación directa y personal entre médico y paciente es indispensable e insustituible para el ejercicio de la medicina y así seguirá siendo. 

Apuntan en su web que ASISA nació en 1971 como un igualatorio interprovincial que permitió la rápida adscripción de médicos de las provincias que no lo tenían hasta el momento. ¿Notan hoy todavía desigualdad en al ámbito sanitario entre provincias españolas? 

A lo largo de sus 50 años de historia, ASISA ha sido esencial en el sistema sanitario español para mitigar la desigualdad en el acceso a la sanidad privada en todo el país. El seguro de salud tiene una penetración muy desigual en las diferentes provincias, pero garantiza que en todas ellas haya una infraestructura sanitaria privada que permita atender a los asegurados. En este sentido, ASISA es la aseguradora que cuenta con la red hospitalaria propia más amplia, liderada por el Grupo HLA. 

Esto no solo nos diferencia de nuestra competencia y nos permite garantizar una alta calidad asistencial, sino que contribuye de manera decisiva a vertebrar el sistema sanitario privado. La presencia de ASISA en todo el territorio y la capacidad de atender a los asegurados allí donde estén con altos niveles de calidad es una demanda básica de nuestros clientes, especialmente en el segmento empresarial. 

¿Cómo es el modelo de seguros de ASISA para las grandes empresas? 

ASISA ha apostado desde hace más de veinte años por especializarse en el “cliente empresa”. Hay dos factores que han ampliado el interés: el auge de los planes de retribución flexible y la alta valoración que los empleados hacen del seguro de salud. Contamos con un amplio equipo de profesionales dedicados exclusivamente a dar servicio a empresas. Nuestro modelo de negocio en Grandes Cuentas se basa en el análisis profundo del cliente, el trato personalizado y cercano, y en la vocación de servicio. Esto genera relaciones a largo plazo, una de nuestras señas de identidad.  

Nuestro compromiso va más allá de garantizar los servicios contratados: somos auténticos socios de nuestros clientes para cuidar de manera integral la salud de sus empleados. Me gusta crear una relación personal con mis clientes, relación que se fortalece con el paso del tiempo estableciendo unos vínculos que van más allá de la relación cliente proveedor. 

¿Qué aporta un seguro de salud a una empresa? 

Los seguros de salud son uno de los beneficios sociales mejor valorados por los empleados, por lo que se han convertido en un instrumento esencial en la gestión de los departamentos de Recursos Humanos y de Administración de las empresas. Los seguros de salud mejoran la imagen de la empresa frente a la competencia y ayudan a fidelizar a los empleados; reducen el absentismo laboral y agilizan el acceso a las prestaciones sanitarias; y ayudan a mantener la salud de las plantillas. 

Además, los seguros de salud tienen ventajas fiscales para las empresas, ya que no incrementa el importe de las aportaciones a cuenta de la Seguridad Social y permiten deducir el 100% de la contratación de este servicio como un gasto social en la declaración del Impuesto de Sociedades. Igualmente, al incluirlo en los planes de retribución flexible, los primeros 500 euros destinados al pago de seguros médicos no tienen que ser incluidos en la declaración de la renta por parte de los empleados y no están sujetos a retención. 

Su Área también gestiona los grandes acuerdos de distribución que ASISA mantiene por ejemplo con entidades bancarias, grandes superficies comerciales u otras aseguradoras. ¿Qué aportan estos acuerdos a ASISA? 

Los acuerdos de distribución son un elemento esencial para explicar el desarrollo de ASISA en los últimos años, en los que hemos crecido de media más de un 7% anual en número de asegurados privados. Buena parte de ese crecimiento se debe a la capacidad que estos acuerdos nos dan de llegar a nuevos segmentos de clientes. Para ello, buscamos siempre alianzas en las que podamos aportar nuestra experiencia como una aseguradora de salud de referencia y complementar la oferta de nuestros socios. Presumimos de ser muy valorados por ellos. 

Su recorrido en ASISA se remonta a 2009, más de 12 años en la empresa. ¿Cómo ha cambiado la compañía desde que se incorporó? 

En estos 12 años, ASISA se ha convertido en un referente en el cuidado integral de las personas y las familias y de su bienestar con nuestros seguros. La transformación afecta a todos los ámbitos, tanto la gestión como el desarrollo tecnológico. Me siento particularmente orgullosa de haber acompañado a ASISA en esta transformación y haber aportado mi visión sobre la atención al cliente. 

En Grandes Cuentas se ha evolucionado a líneas de negocio lideradas por expertos: en empresas por medio de Key Account, en Concursos Públicos, en Brokers, en Banca Seguros, Grandes Superficies y compañías de Seguros. 

ASISA se ha mantenido fiel a sus valores y compromisos fundacionales y sigue manteniendo su modelo cooperativo, que reinvierte sus beneficios en mejorar la atención a sus asegurados y pacientes y en el desarrollo y la formación de sus profesionales. 

Usted es directora del Área de Grandes Cuentas de ASISA, ¿ha aumentado el número de mujeres directivas en el sector de las aseguradoras? 

La presencia de mujeres en los puestos directivos ha aumentado y debe seguir aumentando mucho más. ASISA es un ejemplo de esa evolución y, aunque nos queda mucho camino por recorrer, vemos avances muy significativos: cada vez me pasa menos ser la única mujer en la reunión. En todo caso, debemos seguir avanzando, normalizando la presencia de las mujeres en los puestos directivos y fomentado la igualdad real para evitar que las mujeres asuman un coste mucho mayor que los hombres para desarrollar su carrera profesional. 

¿Qué retos y preocupaciones le esperan a ASISA, teniendo en cuenta la crisis sanitaria que aún continuamos viviendo? 

La crisis sanitaria ha acelerado la transformación que ASISA venía impulsando en los últimos años apoyada en el desarrollo de una oferta multirramo, el desarrollo de su red asistencial propia, el impulso de proyectos internacionales, y la digitalización de sus procesos para establecer una nueva forma de relación con los clientes mucho más sencilla y directa. Estos cuatro ámbitos, junto a la sostenibilidad, seguirán siendo los pilares estratégicos para el desarrollo de ASISA en los próximos años. 

A corto plazo tendremos que enfrentarnos a varios retos que nos deja la pandemia. Por un lado, al incremento de costes derivado de las nuevas medidas que impone la emergencia sanitaria y que se une al que ya provocaban el desarrollo tecnológico y la evolución demográfica. Por otro lado, empezamos a notar los efectos económicos negativos que ha provocado la crisis en empresas. Seguiremos estando a su lado. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter