viernes 24 • junio 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Carmen Morenés (Fundación Telefónica): “Solo el 3% de las mujeres españolas muestra interés en una carrera 100% tecnológica”

“La tecnología es un idioma, una forma de conocer y permite una participación del público

“La digitalización ofrece nuevas posibilidades al mundo de la creación

Fundación Telefónica, desde hace más de 20 años, fomenta la tecnología y el mundo digital como forma de progresar en empleabilidad y educación y evolucionar hacia ese camino tecnológico como sociedad. Contribuyendo al desarrollo económico, social y cultural, la Fundación ofrece educación digital, además de innumerables exposiciones culturales en pleno centro de Madrid con el digital de protagonista. 

Capital charla con Carmen Morenés, directora general de Fundación Telefónica, sobre el futuro de la educación digital, cómo se desarrollará el empleo, la contribución de la Fundación a la cultura digital y la mujer directiva en el ámbito tecnológico.  

El presidente de Telefónica exponía recientemente que la educación es la clave para alcanzar una mejora social, con ayuda de la tecnología y la innovación. ¿Cómo puede innovar la educación en España para construir una sociedad más igualitaria? 

En España la realidad es que se ha avanzado muchísimo en digitalización. La cuestión es que la tecnología necesita que se adapten las metodologías de enseñanza. Ella por sí sola no ayuda. Lo que sí es real es que la mayoría de los colegios apunta que ya no hay vuelta atrás en lo que a sistemas tecnológicos se refiere, el 94% de los centros educativos. El reto como sociedad va a consistir en lograr una introducción tecnológica justa e inclusiva.

La digitalización ofrece grandísimas oportunidades, pero hay que acompañar a aquellos con situaciones vulnerables para que la brecha digital se reduzca. La tecnología sin pedagogía no funciona. Trasladar la clase presencial a la pantalla no funciona. Uno de los problemas es que hay un gran desencuentro entre el desempleo y los perfiles de oferta de trabajo que no se están cubriendo. El objetivo es cortar esta brecha entre educación y empleo y producir perfiles digitales que se amolden. 

¿No considera que el exceso de tecnología en la educación hará menos humana la enseñanza? ¿Puede llegar a ser contraproducente? 

La tecnología es una herramienta, una palanca y un medio para aprender, pero requiere ir acompañada de un modelo pedagógico. La clave fundamental reside en el docente y en la colaboración, los elementos digitales están a su servicio, haciendo un modelo de aprendizaje que ofrezca competencia y habilidades que se necesitan.

Los centros educativos deben ser semilleros de nuevas ideas, enseñarles a programar y resolver problemas difíciles, ser personas que se adapten a nuevos retos y ayuden a los niños a crear necesidades trasversales. La digitalización se implanta en los procesos productivos, pero las personas son las que ayudan a la transformación, no la tecnología. Es una herramienta que no sustituye a la formación presencial, la complementa. 

¿Cómo aumentan las probabilidades de quedarse en paro para una persona que no domina el entorno digital? 

La pandemia nos ha obligado a acelerar la digitalización para comprender y continuar siendo operativos y competitivos. Las empresas se han visto inmiscuidas en la transformación digital que ya es una necesidad. Es parte de nuestra vida. Nos hace enfrentarnos a nuevos desafíos y nos abre posibilidades, y debe estar presente en la formación durante toda la vida. Adaptamos nuestra formación a las necesidades de mercados con herramientas interactivas y orientamos al usuario para que conozca en qué se debe formar.

Por nuestra parte, añadimos tecnologías programadoras, cursos gratuitos online, ajustamos nuestros cursos y, además, tenemos una visión específica para los sectores vulnerables. La realidad es que la acelerada digitalización ha hecho cambiar en muy poco tiempo los perfiles de las empresas. El sistema educativo no ha evolucionado al mismo ritmo, lo que conllevado que se produzca un desajuste entre la formación de los jóvenes y los perfiles que demandan las empresas.

Hay vacantes laborales, pero hay que trabajar en esta formación para ser futuros empleados con capacidad de flexibilidad, preparados para la innovación y que se reinventen. Parte de la solución radica en la cohesión de la formación y las empresas. 

“La acelerada digitalización ha hecho cambiar en muy poco tiempo los perfiles de las empresas”

¿Por qué cree que hay un desempleo juvenil tan alto si son los más acostumbrados a las nuevas tecnologías? 

Básicamente porque no se ajusta a las vacantes. Los currículums deberían ser más flexibles. Existe una necesidad de haya más personas habilitadas en necesidades técnicas. Tendrían que aparecer más abogados digitales, sociólogos o psicólogos digitales. Se requiere más gente con formación técnica. Este factor es el que hace que, en ocasiones, no puedan acceder a una oferta de empleo determinada. 

Foto carmen
Carmen Morenés, directora general de Fundación Telefónica

¿Se encuentra muchas mujeres en puestos directivos relacionados con la tecnología y la digitalización? ¿Habrá un mayor número en unos años? 

Nos queda camino por recorrer. Sí que es cierto que cada vez hay más mujeres en puestos de responsabilidad en el ámbito tecnológico, aunque España destaca en positivo por su número de CEOs. Telefónica, sin duda, apuesta por esto. Es importante saber que en España hay que trabajar para que las mujeres estén presentes. El mundo necesita perfiles híbridos, cualquier mujer debe añadir esa formación digital que es fundamental para todas las profesiones.

Solo el 3 % de las mujeres españolas muestra interés en seguir en una carrera 100 % tecnológica, porque se considera más dirigida a los hombres. La diversidad es esencial, el 14 % son mujeres matriculadas en estudios tecnológicos. Grace Hopper, por ejemplo, fue la responsable de elaborar el lenguaje COBOL, un lenguaje de alto nivel de programación que aún se utiliza.

Nuestro Plan de Empleabilidad quiere presencialidad femenina, en Conecta Empleo el 54 % son mujeres y en nuestra plataforma Lanzadera Conecta Empleo el 66 % de las participantes corresponde a perfiles femeninos. Es una fuente de riqueza, el desarrollo de la tecnología es más justo si participan más mujeres y la visión digital será más inclusiva. 

Actualmente se exhibe la exposición “La gran imaginación. Historias del futuro”, ¿la digitalización será clave en un futuro para la recuperación económica? ¿Qué futuro ve usted en España contemplando el momento actual? 

La recuperación de la crisis económica va a ser claramente digital. Todas las crisis nos llevan a cambios y en esta hemos aprendido lo importante de las infraestructuras de conectividad. Imagina una pandemia sin tecnología ni conectividad. España estaba preparada con su red de infraestructuras, y en parte ha sido también una oportunidad. Necesitamos cambios estructurales con Machine Learning, Computing, Inteligencia Artificial y Big Data.

Esta transformación es tan profunda que hay que ir de la mano con las instituciones para que no surja una brecha digital. No hay que dejar a nadie atrás y la clave reside en el acceso a una formación digital de calidad. La sede de Distrito Telefónica y la Fundación van a promover una red de edificios inteligentes. El objetivo es capacitar a más de 100.000 personas al año. Para 2024, se invertirán más de 100 millones de euros para conseguir estas metas. 

Poseen un Orientador Profesional Virtual, una herramienta desarrollada con Inteligencia Artificial (IA). ¿Cómo funciona este orientador? 

El orientador recoge las ofertas de los principales portales de empleo, analiza las habilidades y competencias de estas ofertas y las ordena. Muchas profesiones aún no están reconocidas. El mapa de empleo indica cuales son las profesiones digitales más demandadas y cuál es la formación más adecuada. Además, tenemos un orientador específico para el usuario en el que la persona adjunta su perfil y este le responde a cuál sería su perfil más digital. También le comunica cómo complementarlo y cuáles son los cursos online a los que puede acceder. El orientador responde a la desorientación que hay ahora en el mercado, la gente no conoce los empleos a los que puede aspirar. 

En Espacio Fundación Telefónica han exhibido numerables exposiciones, muchas de ellas en torno a la cultura digital. ¿Qué exposiciones han sido un éxito en reserva de entradas en los últimos años? 

Tenemos dos tipos de exposiciones: por un lado, en las que presentamos el trabajo de artistas concretos que actúan con digital y, por otro, exhibiciones divulgativas entorno a un tema. Son un formato espectacular que resulta muy ameno y accesible al visitante y les aproxima a cosas que pueden parecer complejas. “Bill Viola. Espejos de lo invisible”, exposición dedicada a Bill Viola, artista internacional, recibía 1.800 visitantes al día.

Otra dedicada al grupo TeamLab, que desarrolla instalaciones muy inmersivas con tecnología, levantó muchísimo interés. De la segunda tipología, primero “Más allá de 2001. Odiseas de la Inteligencia” fue espectacular el resultado. “Nosotros, Robots” también, y “Videojuegos. Los dos lados de la pantalla”, explicaba qué hay detrás del diseño de un videojuego y cómo influye en nuestros jóvenes y usuarios. Mostraba los videojuegos como un deporte, y fue un éxito tanto para el público como en medios de comunicación. 

‘Color. El conocimiento de lo invisible’ se expone ahora en Madrid y analiza las distintas facetas del color: desde la científica hasta la económica, social y cultural. ¿Qué faceta económica tiene el color? 

El color es algo trasversal a muchas disciplinas. Lo que intentamos es acercar estas realidades y fomentar esa mirada a zonas que puede parecer lejanas. La mirada interdisciplinar es imprescindible. El color nos permitía abordar esa mirada. La cochinilla de la que se extrae el carmín, el azul de Prusia que se obtenía de una planta era para el color de los uniformes nacionales o en el s. XIX el primer colorante sintético produjo que se comenzara una industria química de colorantes sintéticos. Todo eso es dinero y es economía. La tecnología nos ha permitido un mundo enorme de coloridos, y mucha se basa en el color para resultar atractiva. 

La exposición ‘Intangibles’ explora el impacto y las posibilidades de la tecnología en la forma en la que interpretamos el arte. ¿Piensa que la tecnología es beneficiosa para el arte? 

Yo creo que, sin duda, la tecnología ha afectado a todos los terrenos, y al arte, también. Ahora existen muchos artistas que experimentan con el digital antes de publicar su obra. El digital es un elemento muy potente, como lo fue en su día el pincel. La tecnología es un idioma, una forma de conocer y permite una participación del público. Ofrece nuevas posibilidades al mundo de la creación, se siente más cercano. La tecnología no se aleja del arte, lo aproxima. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter