lunes 16 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Caravaning, la moda vacacional que se ha consolidado 

Al cierre de 2021, España contaba con 311.800 vehículos caravaning matriculados, el tercer mayor parque europeo 

En los últimos dos años, la flota de caravanas, autocaravanas y campers se ha disparado por las nubes por todo el globo terráqueo. La aparición de la COVID-19, junto con las limitaciones económicas que cada vez atraviesan más familias y la concienciación social sobre el medio ambiente, han llevado a un cambio radical respecto a los modelos de vacaciones. Atrás quedan las vacaciones en hoteles resort, viajes en transporte público, casas rurales, turismo internacional… ahora mismo, las personas quieren marcar sus propias vacaciones con su casa a cuestas. 

Quizás se podría decir que el incremento de la fiebre por el ‘caravaning’ sea un efecto más asociado al coronavirus. No supone una alteración en la salud de las personas, pero si en su concienciación social y hábitos de conducta. En busca de un mayor distanciamiento social, de evitar las aglomeraciones de gente (como en hoteles o transporte público) y espacios naturales abiertos; muchas personas han optado por modificar su forma de vida optando por veranear con la casa a cuestas. 

En 2021, pese a sufrir dos crisis mundiales: una sanitaria y otra industrial por la crisis de los componentes de abril, se alcanzaron las 10.683 matriculaciones de autocaravanas, campers y caravanas según datos de Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (ASEICAR). Unas cifras que aun están fuera de las ventas en “normalidad global” (descenso del 6,4% respecto a 2019) pero que evidencian el crecimiento que esta viviendo este tipo de vehículos frente a los turismos, con un aumento del 7,03% respecto al 2020. 

España, el tercer parque móvil “caravaning” de Europa 

Al cierre de 2021, España contaba con 311.800 vehículos caravaning matriculados (231.000 caravanas, 67.000 autocaravanas y 13.000 campers). Esta cifra le sitúa como el tercer país europeo con más número de vehículos caravaning solo por detrás de Alemania (530.000) y Francia (500.000), albergando el 7,77% de los estos vehículos en territorio europeo (4.015.287 vehículos en toda Europa). Cifras que confirman que la fiebre por el caravaning está alcanzando grados muy altos entre los españoles. 

Otro de los “síntomas” de este incremento febril se puede ver en las áreas destinadas a las autocaravanas en España. Frente a las 180 áreas disponibles en 2010, una década después se dispone de en torno a 1.000 áreas (un incremento de más del 500% en 10 años). Cifra que aun sería insuficiente para poder dar servicio al autocaravanista español y al resto procedente de Europa, según estima ASEICAR, que calcula que se necesitarían entre 2.000 y 2.500 áreas para poder cubrir la demanda actual. 

Esta fiebre tiene sus niveles más altos en verano, con 150.000 movimientos de vehículo entre los meses de julio y septiembre (50.000 españoles y 100.000 extranjeros). En términos económicos, estas vacaciones sobre ruedas se traducen en más de 385 millones de euros (con un gasto medio de 150€/día con una ruta media de 17 días). 

Cataluña y Andalucía, las reinas del Caravaning 

Durante 2021 se matricularon 8.575 autocaravanas y campers en el territorio español; un 5,55% más que en 2020. Esta supone la segunda mejor cifra de ventas en los últimos 9 años solo por detrás de 2019 (9.014 ventas), último año prepandemia. Respecto a la matriculación de caravanas, 2021 cerró con 2.108 nuevas matriculaciones siendo también la segunda mejor cifra de la última década, pero situándose todavía por detrás de las cifras de 2019 (2.399). 

De todas las matriculaciones que se dan en España, Cataluña y Andalucía son las Comunidades Autónomas ‘reinas’ en ventas, superando el millar de matriculaciones anuales y copando el 39% de la cuota de mercado nacional. 

La crisis de los componentes y sus repercusiones en el mercado 

El aumento de demanda de vehículos de caravaning en los últimos años se topó con un gran escollo en abril de 2020 con la crisis de los componentes. Esta ‘cepa tecnológica’ derivada de la pandemia tuvo un efecto demoledor en varios sectores internacionales (incluyendo el automovilístico) durante 2020 y con secuelas que perduran en la actualidad. 

La escasez de chips, necesarios para la fabricación de los circuitos electrónicos de los coches, ordenadores y demás productos tecnológicos, provocó un ralentí en la producción de todas las marcas de motor internacionales llegando incluso a momentos de paralizar toda la producción ante la escasez de esta materia prima. 

Esta falta de materia prima vino condicionada a los pares de producción por la pandemia (con periodos de confinamiento domiciliario que impedían la fabricación) y la reducción de las cadenas de producción en las fabricas tras la cancelación de pedidos por parte de fabricantes de automóviles (pensando en las caídas de ventas que la pandemia tendría en el sector). El mayor problema para los fabricantes de vehículos se dio al ver como las ventas de automóviles se recuperaba antes de lo previsto sin disponer de stock en oferta para atender esa explosión de demanda. 

Capital Febrero Caravanas 004
03_Niesmann+Bischoff_Arto_88LF bedroom

Los fabricantes de automóviles se apresuraron en retomar los pedidos de microchip encontrándose con situaciones de cuello de botella al vivirse un incremento de demanda imposible de abastecer por las cadenas de producción de los fabricantes. Este parón productivo supuso una rotura de stock en todas las marcas automovilísticas, que se tradujo en una dramática caída de las ventas. El caravaning no quedó exento de esta crisis, viviéndose un año de importantes caídas en ventas con especial daño en el mes de abril. 

Esta falta de stock de vehículos nuevos se vio reflejada en el mercado de segunda mano con más de 15.000 autocaravanas matriculadas en 2021 (11.450 en 2020) y más de 6.400 caravanas (4.700 en 2020). 

De las 8.575 matriculaciones nuevas de autocaravanas y campers dadas en 2021, 2.508 vehículos (29,3%) tienen matriculación europea anterior, es decir, son vehículos de segunda mano (con una antigüedad que puede llegar hasta los 20 años) procedentes de un país europeo y que, al ser importados, adquieren su primera matriculación en España.  

Ante la falta de stock nuevo, la fiebre del caravaning ha sido paliada con vehículos de segunda mano produciéndose el denominado ‘Fenómeno Camper’. Muchas personas, ante la falta de stock, los largos plazos de entrega y las limitaciones económicas, han optado por la camperización de furgonetas para poder disfrutar de moderna y atractiva alternativa vacacional. Vivimos el auge del caravaning y esta fiebre no ha hecho más que empezar. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter