sábado 21 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Mercados económicos: un 2022 marcado por las tensiones geopolíticas y los bancos centrales

Capital Marzo 2022 Cadiñanes 001 edited

“Rusia tendrá mucho protagonismo en la evolución de los próximos movimientos de los mercados de renta variable en el corto plazo”, por Juan Enrique Cadiñanos, director de Admirals España

Los índices de renta variable se toman un ligero respiro y consolidan la clara tendencia alcista en la que se encuentran desde que la Covid-19 llegara a nuestras vidas, en marzo de 2020, cambiando toda nuestra forma de vivir, de pensar y de actuar, también desde el punto de vista económico.  

Los planes económicos cambiaron radicalmente, adaptando al mundo a una realidad financiera que venía para instalarse a largo plazo. Obviamente esto no ha acabado y seguimos esperando que tanto los principales bancos centrales tomen medidas a medio y largo plazo que puedan impactar en el crecimiento de la economía en esos plazos. 

En este escenario, los rumores de una revisión en base a política monetaria, comandada por una modificación de los tipos de interés, vuelven de nuevo a estar encima de la mesa. Se especulaba con esta posibilidad más a medio o incluso largo plazo, pero la situación actual de los mercados, de la economía y, sobre todo, del desempleo vuelven a apretar a los dirigentes del Banco Central Europeo (BCE) para que tomen medidas de estímulo fiscal y con previsiones de creación de empleo. 

Por su puesto y, como no podía ser de otra manera con el BCE, las medidas de creación de empleo pasan a un segundo plano y siguen sin ser una nota importante dentro de las tareas del organismo europeo.  

A todo esto hay que añadir los recientes acontecimientos y una más que posible invasión de Rusia a Ucrania en la que hay varios protagonistas y que todos están esperando a ver la decisión final que toma Rusia. Esto está marcando la tendencia de los mercados de renta variable en el corto plazo, sumado a ese posible anticipo en la decisión de la modificación en los tipos de interés, está dando alas a renta fija y haciendo que la deuda crezca.  

El objetivo de todo esto sigue siendo intentar contrarrestar y hacer frente a una inflación que ahora sí es una realidad y una verdadera amenaza. Vemos cierta descorrelación entre los índices europeos (especialmente, el Ibex 35) y los índices americanos (especialmente, el Nasdaq). Para poder valorar esto hay que mirar dentro de los propios índices y la principal ponderación de los grandes sectores en ellas.  

En el caso del Nasdaq, la parte tecnológica es protagonista en el lado positivo, ya que, aparte de funcionar como mercado refugio en momentos de incertidumbre, sigue siendo un sector con mucho potencial. Vemos como sus compañías tienen un descuento medio por comparativos de entre el 8 % y el 12 %. Índices como el CAC o el DAX también tienen peso de la parte tecnológica, pero no tanto como el mercado americano. 

En el caso del Ibex 35, la parte tecnológica casi brilla por su ausencia y seguimos viendo una ponderación del 30 % de la banca, lo cual va a seguir teniendo una volatilidad muy importante y que dependerá de una posible subida de tipos. Si el BCE finalmente toma la determinación de subirlos, esto será bueno para la banca a medio plazo y, por tanto, bueno para el selectivo español. 

Activos refugio como el oro o la plata seguirán teniendo un importante protagonismo si los mercados de renta variable siguen reflejando volatilidad y, sobre todo, si esa volatilidad es negativa, por lo que sería una gran decisión mantener posiciones en ellos.  

El precio del petróleo sigue teniendo un comportamiento alcista, sin indicios de cambio en el medio plazo, aunque podremos ver una consolidación de los precios. Se ha hablado y especulado con los precios de objetivos del petróleo en 140 y 150 dólares por barril, lo cual está totalmente fuera de contexto en la situación actual. Ahora no se podría soportar un precio de 150 dólares, principalmente por la inflación, pero habrá que ver las medidas que se toman al respecto. 

Rusia tendrá mucho protagonismo en la evolución de los próximos movimientos de los mercados de renta variable en el corto plazo. Y el BCE y la Reserva Federal (Fed) también, pero más para el medio plazo.  

Lo que es muy probable que vayamos a seguir teniendo en el corto y en el medio plazo es volatilidad, por lo tanto, podremos seguir diversificando carteras en beneficio de esa seguridad y refugio y combinarlas con estrategias con derivados, por ejemplo. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter