domingo 15 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Las empresas perciben menos empleo e ingresos hasta marzo

Ocho de cada diez han visto cómo se encarecen sus costes, que están trasladando solo parcialmente a precios

Las empresas españolas percibieron en el primer trimestre de 2022 una evolución menos dinámica de su actividad en comparación con lo observado a finales de 2021 y con las expectativas que tenían entonces –especialmente en las ramas de servicios y de construcción–, al tiempo que aprecian una ralentización del dinamismo del empleo en un contexto marcado por el inicio de la guerra en Ucrania y han empezado a trasladar parcialmente el alza de la inflación a los precios.

Así se desprende de la encuesta a las empresas españolas sobre la evolución de su actividad correspondiente al primer trimestre de 2022, publicada este lunes por el Banco de España y recogida por Europa Press.

Según el informe, las empresas encuestadas declaran un deterioro de su facturación en el primer trimestre del año respecto al trimestre anterior, aunque esperan una recuperación en el segundo trimestre.

De su lado, el empleo mostró también una moderación a principios de este año, mientras que se volvieron a intensificar las tensiones de precios de los consumos intermedios de las empresas, que se estarían trasladando parcialmente a los precios de venta. “Las perspectivas a un año de las empresas anticipan un cierto grado de persistencia de estas tensiones inflacionistas”, se advierte de las conclusiones de la encuesta.

El 40% ha elevado sus precios

Por lo que respecta al precio de los bienes y servicios producidos por las empresas encuestadas, se detecta una progresión similar a la de los consumos intermedios, aunque a un nivel que se mantiene inferior al observado en estos. En concreto, en el primer trimestre algo más de un 40% de las empresas afirman haber subido sus precios, un incremento de más de 10 puntos con respecto al trimestre anterior.

En cuanto a las perspectivas futuras, el aumento de los precios de venta seguiría en el segundo trimestre, aunque el porcentaje de productores que esperan subirlos desciende levemente, hasta el 37,5%.

El 60% espera subir precios en un horizonte de un año

En un horizonte de un año, las empresas mantienen las perspectivas de subir sus precios de venta. En concreto, algo más del 60% de las firmas encuestadas esperan aumentos en este horizonte, aunque, en promedio, en una cuantía moderada.

No obstante, de la encuesta se desprende que en conjunto, los incrementos previstos para los precios de venta siguen siendo inferiores a los observados en el coste de los consumos intermedios, lo que continuaría apuntando a una compresión de los márgenes empresariales.

En el primer trimestre del año se habría producido un incremento en el porcentaje de empresas que han percibido un descenso de su facturación, en concreto hasta el 26,4% –casi 4 puntos porcentuales más que en el trimestre anterior–, mientras que la proporción de sociedades con aumentos de su facturación se ha reducido en 8 puntos y se ha situado levemente por encima del 27%.

Impacto transitorio de la guerra en Ucrania

En cuanto a las perspectivas a corto plazo, las empresas encuestadas anticipan una mejoría significativa en el segundo trimestre del año, lo que podría interpretarse en el sentido de que, al menos en las dos primeras semanas tras el inicio de la guerra en Ucrania, las empresas españolas estarían anticipando que el impacto de esta sobre su actividad sería fundamentalmente transitorio.

Por sectores de actividad, la facturación empresarial mostraría sus mayores avances en el primer trimestre del año en el sector agrícola y en la industria, mientras que la moderación respecto a la facturación a finales de 2021 se dejó notar, sobre todo, en la mayor parte de las ramas de servicios y de construcción.

Si se comparan los niveles actuales con los del trimestre que precedió a la pandemia, las ramas de servicios más afectadas por las medidas de contención frente al Covid-19 mantienen una disminución muy pronunciada de su facturación, aunque ello es compatible con la prolongación, en el trimestre considerado, de su senda de progresiva recuperación.

En el lado opuesto, la magnitud más reducida de la brecha frente al nivel precrisis se manifiesta en algunas ramas de servicios, como las actividades administrativas, los servicios de no mercado y la industria, y en la rama de información y comunicaciones ya se habría recuperado el nivel de facturación observado a finales de 2019.

Las tensiones retrasan las perspectivas de recuperación

De acuerdo con la encuesta, los condicionantes de oferta mantienen su impacto negativo sobre la actividad empresarial en un contexto en el que la demanda prosiguió su mejoría. Los problemas de suministro y la escasez de mano de obra siguen afectando en torno al 30% de las empresas, a lo que se añade un impacto negativo creciente del aumento de los inputs energéticos.

De acuerdo con el informe del Banco de España, estas tensiones están elevando los costes de las empresas con efectos sobre las perspectivas a corto plazo sobre los precios de venta de las empresas a lo largo del año próximo, y estarían retrasando las perspectivas de recuperación de la actividad.

Encarecimiento de costes para ocho de cada diez

En relación con los costes, los resultados de la encuesta muestran una nueva agudización de las presiones inflacionistas. Este incremento se viene observando en la encuesta desde su lanzamiento a finales de 2020. En esta ocasión, casi el 82% de las empresas declaran haber detectado un aumento en los precios de sus consumos intermedios, casi 7 puntos por encima de la cifra del trimestre pasado.

Además, cerca de la mitad de esas empresas ven la magnitud del incremento de costes como significativa, en concreto, un 46,6% del total, 9 puntos más que en el trimestre precedente. Las empresas encuestadas esperan, asimismo, que estos desarrollos inflacionistas se mantengan en niveles similares en el segundo trimestre del año, para el que casi el 78% de las sociedades prevén incrementos adicionales en el coste de sus inputs.

De su lado, casi el 79% de las sociedades encuestadas prevén que, en ese horizonte temporal, sus costes serán superiores a los actuales, frente al 75,9% del trimestre pasado.

En el caso de los costes laborales, las previsiones a un año vista han aumentado levemente respecto al trimestre pasado. Casi el 70% de las empresas esperan, en la actualidad, que se produzcan crecimientos de esta variable, unos 5 puntos más que a finales de 2021.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter