martes 16 • agosto 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

¿Qué opinan los ciudadanos sobre el sistema fiscal y déficit público?

Más del 40% de la población está de acuerdo con que existe una mala gestión por parte de los dirigentes políticos

Desde hace casi 10 años, España se encuentra entre los países de la Unión Europea en el que existe un mayor desequilibrio entre gastos e ingresos no financieros y el crecimiento veloz de la deuda pública sobre el producto interior bruto (PIB). Esto podría llegar a provocar, según indica Funcas, muchos problemas a largo plazo como una “incoherencia en los procesos de decisión colectiva, debilidades en el marco institucional, mucha fragilidad en la posición española en los mercados internacionales y una mala reputación en la Unión Europea”.

La percepción ciudadana sobre la gravedad del déficit y su gestión por parte de los políticos es uno de los puntos destacables a la hora de incluir instrumentos de reforma fiscal para resolver esta problemática en el futuro. Según el Informe de Funcas Déficit y Consolidación fiscal en España ¿Qué opinan los ciudadanos? la mayoría de los españoles son conscientes de la gravedad de un déficit crónico alto y piensan que se debería hablar más sobre el tema para poder atajarlo.

Entre los resultados más importantes cabe destacar que la mayoría de la población encuestada apoya la existencia de un sector público fuerte. Al menos un 66% está de acuerdo con que el servicio público desempeña una función necesaria para la sociedad y tan solo un 16% lo cuestiona, pensando negativamente sobre los impuestos.

No obstante, domina la idea de que la fiscalidad española se gestiona de forma deficiente y que la eficiencia del gasto es inferior a la de otros países europeos. Más del 40% de la población está de acuerdo con que existe una mala utilización de los recursos públicos por parte de los dirigentes, frente a un 19% que lo rechaza de manera rotunda y un 43% que ni está de acuerdo ni en desacuerdo.

Según Luís Martín, socio de Abencys, “en estos momentos en los que hemos tenido déficit estructural de presupuestos por diversos motivos se demuestra que no se puede estar, durante varios ejercicios, gastando más de lo que se ingresa y los movimientos políticos son los que determinan el uso de los recursos. No parece que los políticos actuales estén en la senda de contención del déficit, que debería obtenerse por reducción del gasto público por mejora de productividad de la propia Administración del Estado, evitando duplicidades en los servicios, mejorando los sistemas de gestión administrativa y gestionando el gasto con un mayor criterio de conservación y efectividad”.

España y Europa en materia fiscal

Desde una perspectiva comparatista la gran mayoría del estudio, un 63% opina que que la relación entre impuestos, bienes y servicios públicos en España es peor que en otros países europeos, lo que refleja una posición desfavorable a nivel global. Este problema se agravó en 2008 por las características propias del aparato productivo y por el elevado peso de la economía sumergida, además de divergencias sociales en la tributación. Así, se muestra necesaria una reforma fiscal paulatina y profunda que ayude a dotar de capacidad recaudatoria al sistema para equipararse con los países más avanzados de la UE, según indica el informe España 2050 Fundamentos y propuestas para la Estrategia Nacional a Largo Plazo.

“El modelo fiscal actual español está obsoleto debido a las partidas de gasto en las que se ha incurrido sin hacer una reforma completa. Estructuralmente hay que reformar el modelo teniendo en cuenta la pirámide poblacional esperada, la atención y reforma de las pensiones, tanto contributivas, como las no contributivas y considerando las necesidades de bienes y servicios que deberá cubrir el Estado, reduciendo el gasto innecesario para poder determinar las partidas de gasto y gestionar las partidas de ingreso tratando de dejar en manos de los ciudadanos la mayor parte posible de su renta, lo cual haría que la economía creciese más que las tasas de crecimiento actuales”, indica el consejero de Abencys.

Titularidad pública o privada

En lo que atañe a la titularidad de la gestión de los recursos públicos, la inmensa mayoría opina que deberían seguir siendo una competencia estatal y no encaminarse a la gestión privada. En total, solo el 13% estaría de acuerdo con privatizarla frente al 48% que está en desacuerdo.

Otras opiniones, como la de Luís Martín, apuestan por un modelo combinado, de lo público y lo privado, porque permitiría un modelo más eficiente distribuyendo competencias, constituyendo las del estado aquellas que por “motivos políticos, de seguridad y de seguridad en la convivencia y en el mantenimiento de la democracia” no se puedan gestionar en por el sector privado.

Recortar gasto o subir impuestos

El estudio realizado por Funcas refleja que la gente considera prioritario reducir el déficit público con respecto a la preocupación de aumentar el gasto o recortar en servicios. No obstante, en cuanto a la forma de resolver el proceso y el aumento del déficit público, la amplia mayoría considera que tres cuartas partes del ajuste necesario recaiga en el gasto y no tanto en las subidas impositivas.

De esta manera, el 43% cree necesario que se module el gasto y solo un 10% de los encuestados que se intensifique el aumento de impuestos, siendo más populares las fórmulas combinadas con un 47%, de entre las cuales la que más porcentaje se lleva es aquella que combina un 75% de gasto y un 25% el incremento de impuestos.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter