sábado 03 • diciembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Elecciones en Brasil: qué acontece a la economía más grande de Latinoamérica

El futuro presidente de la región brasileña se enfrentará a una economía en vías de recuperación, pero con una alta inflación, efectos de la pandemia que aún perduran y una deuda desorbitada equivalente al 77,6% del PIB

Las elecciones en Brasil han resultado mucho más ajustadas de lo que pronosticaban las encuestas. Pese a que los sondeos daban a Lula da Silva vencedor con una considerable ventaja, Bolsonaro se ha acercado a él tanto que el candidato del Partido de los Trabajadores no ha conseguido la mayoría necesaria para alzarse con la presidencia de Brasil, por lo que habrá segunda vuelta que se celebrará el próximo 30 de octubre. El expresidente da Silva podría desbancar a Bolsonaro de su cargo en un momento en el que la economía del país muestra índices de recuperación, pero una deuda mayúscula.

Radiografía económica de Brasil

La población brasileña ha hablado y, aunque la diferencia entre un dirigente y otro ha sido más corta de lo vaticinado, todo apunta a que el mandatario de Bolsonaro tiene los días contados. Asumió el cargo en 2019, meses antes del estallido de la pandemia, con un Producto Interior Bruto (PIB) de 1,92 billones de euros, y abandonará muy previsiblemente su presidencia habiendo cerrado el pasado 2021 con 1,61 billones, de acuerdo con los datos del Banco Mundial, un retroceso marcado, entre otros asuntos, por la Covid-19.

Datos oficiales del segundo trimestre de este año del Ministerio de Economía del país indicaron una fuerte actividad. De hecho, el ministerio subió su pronóstico de crecimiento económico para este 2022 a un 2,7%, desde el 2% previsto en el mes de julio. Bolsonaro ha mejorado las encuestas y no es la primera buena noticia que ha recibido en los últimos días. La tasa de paro de la región brasileña descendió en el mes de agosto por sexto mes consecutivo, registrando así el nivel más bajo de desempleo desde 2015 a causa de que el mercado laboral brasileño ha ido poco a poco recuperándose.

El número de parados bajó a 9,7 millones, según los últimos datos cedidos por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Bolsonaro se proclamó presidente con una inflación que marcaba un 11,6% y en el trascurso de estos tres años ha llegado a elevarla hasta el 13,2%, aunque hoy se ha reducido. Las últimas estadísticas indican que la tasa de variación anual del IPC en Brasil ha sido del 8,8% en agosto de 2022, 1,3 puntos inferior a la del mes de julio. Además, la variación mensual del Índice de Precios al Consumo (IPC) ha sido del -0,3%, de forma que la inflación acumulada en 2022 es del 4,7%.

El impacto de las elecciones en la economía

Los indicadores económicos actuales presentan una leva mejoría del país. Sin embargo, ¿qué efecto puede tener en la economía brasileña el resultado electoral? El analista de riesgo, Rodrigo Russo, ha compartido con CNN que la economía se verá afectada, independientemente de cuál termine siendo el vencedor de las elecciones. “Sea Bolsonaro o sea Lula el presidente, el Gobierno tendrá una situación muy difícil porque hay una cuestión fiscal grave en Brasil, la crisis, la deuda y programas sociales; no hay fondos para costearlo en el presupuesto del próximo año”, afirmaba Russo.

No obstante, Gustavo Perego, de la consultora Abeceb, explicó a Infobae que el posible cambio de Gobierno no alterará en exceso la economía del país, pero que esta se encuentra en un proceso de recuperación significativo. Este año se pronostica que vaya a cerrar con un crecimiento del PIB de 2,5% o más. Eso sí, seguimos refiriéndonos a un país que está todavía en fase de recuperación debido a todos los problemas económicos que acarrean las consecuencias de la pandemia, la invasión de Ucrania, con una elevada inflación y una deuda por las nubes equivalente al 77,6% del PIB en julio que dejará lo que los economistas definen como “bomba fiscal”.

Brasil es la mayor economía de Latinoamérica, pero no deja de ser una economía mundial complicada, cuyo movimiento es clave para otras economías de América Latina como la argentina. Un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario señala que Brasil es el destino primordial de las exportaciones de ciudades como Buenos Aires, Córdoba y Mendoza y el segundo principal de Santa Fe, provincias de las que proviene el 76% de las exportaciones argentinas. Habrá que esperar hasta el 30 de octubre para conocer quién será el futuro presidente de Brasil, en un escenario económico que apunta que será competencia de Lula da Silva.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter