lunes 25 • octubre 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

La riqueza de las familias crece en 120.000 millones, un 7,2% más que en la etapa dura de la pandemia

- Advertisement -spot_img

La riqueza financiera neta de las familias españolas se sitúa en 1,71 billones en el segundo trimestre, mientras que la deuda alcanza los 712.000 millones.

La riqueza financiera neta de las familias españolas e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se situó en 1,71 billones de euros en el segundo trimestre, lo que supone un aumento del 7,2% en tasa interanual (120.000 millones más) respecto al mismo periodo del año anterior, en la etapa más dura de la pandemia.

La cifra anterior se desprende de las cuentas financieras publicadas por el Banco de España este lunes, que reflejan además un ligero aumento de la deuda de los hogares hasta el 61,4% del PIB, según datos difundidos por Europa Press.

La cifra de los activos financieros netos de las familias a cierre del segundo trimestre equivale al 147,7% del PIB, porcentaje más de 11 puntos superior al del mismo periodo de 2020 y que se explica, según el Banco de España, por el incremento de los activos y el retroceso del PIB.

El saldo total de activos financieros (dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta) de los hogares e ISFLSH alcanzó en el segundo trimestre niveles máximos de 2,48 billones de euros, un 5,1% más que un año antes y cifra equivalente al 214,1% del PIB.

Este repunte refleja la adquisición neta de activos financieros, que ascendió a 68.800 millones de euros en el último año, concentrada en los depósitos y, en menor medida, en los fondos de inversión. A esto se sumó una revalorización de los mismos en 51.100 millones de euros, concentrada principalmente en el primer semestre de 2021.

Por componentes, el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba en efectivo y depósitos (el 41% del total), seguido de participaciones en el capital (25%), seguros y fondos de pensiones (16%) y participaciones en fondos de inversión (15%).

Precisamente, este último componente fue el que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares en el último año (1,8 puntos más), mientras que el peso de las participaciones en el capital fue el que más descendió (1,5 puntos menos) como resultado, fundamentalmente, del componente de transacciones, que fue negativo.

Sube la deuda de las empresas y de las familias

Por su parte, la deuda consolidada de las empresas y de los hogares e ISFLSH alcanzó los 1,67 billones de euros en el segundo trimestre del ejercicio, cifra equivalente al 144,2% del PIB y que supone un repunte del 1,8% respecto al segundo trimestre de 2020.

El incremento de la deuda agregada es fruto de un aumento de la deuda consolidada de las sociedades no financieras desde los 933.000 a 961.000 millones de euros, alcanzando un 82,8% del PIB (si se incluyese la deuda interempresarial, la ratio sería del 106,4%), mientras que la de los hogares e ISFLSH creció ligeramente desde los 711.000 a los 712.000 millones de euros, hasta situarse en el 61,4% del PIB.

Las operaciones netas acumuladas en los cuatro últimos trimestres, correspondientes a la financiación consolidada recibida por las empresas y los hogares e ISFLSH, fue de 34.400 millones de euros, lo que representó un 3% del PIB.

En términos netos, las sociedades no financieras captaron financiación nueva equivalente al 2,5% del PIB, mientras que los hogares e ISFLSH captaron financiación por un importe que supuso el 0,5% del PIB.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img