miércoles 08 • diciembre 2021

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Ciberseguridad, Inteligencia Artificial y trabajo híbrido: las “obsesiones” del presidente de Microsoft España

“El modelo híbrido nos ayuda a lograr que la gente se sienta más integrada en la empresa”

“Para 2050 queremos haber extraído tanto nivel de carbono de la atmósfera como el que hemos creado desde 1975”

Veterano en la empresa, con 25 años de trayectoria en ella, Alberto Granados escaló de facto hasta la presidencia de Microsoft España este mes de julio. Un último paso con el que terminar de garantizar y avanzar en un modelo de negocio con unos ejes básicos para afianzar en su mandato, los cuales empiezan con buenas noticias para la firma tecnológica.

“Vengo de un contexto muy bueno de crecimiento y muy interesante desde el punto de vista de las oportunidades”, reconoce a Capital Alberto Granados, quien cree que este 2021 es vital para terminar de transformar las empresas en compañías adaptadas tecnológicamente. “Antes de la pandemia, sólo el 15% de las empresas estaban preparadas para el teletrabajo, ahora cerca del 83% tiene planes –mínimo– de trabajo híbrido”, destaca. Algo que a su parecer es “interesantísimo” y que “ha generado una oportunidad de reinvención por parte de aquellas empresas que aceleren su transformación digital”.

Las opciones son muchas, y, antes de pasar a detallarlas, expresa que esto ha permitido “demostrar frente a Europa la capacidad de reacción de las compañías” ante las adversidades. Aunque el camino, entiende, todavía tiene muchos aspectos por recorrer.

Sin ir más lejos, de las más de 60 millones de salas de reuniones en todo el mundo que manejan Microsoft Teams, sólo el 7,8% están preparadas para usar vídeo. Una pequeña muestra de una realidad ante la que la compañía tecnológica alega haber tomado medidas. “Anunciamos que hay que mejorar esta experiencia concreta en un espacio híbrido para aprender a utilizar cámaras que apliquen Inteligencia Artificial (IA), de tal forma que se pueda combinar gente que se encuentra en una sala de reuniones con gente que se ubica de forma remota”.

Esto, a su parecer, potenciará “una experiencia de pizarras compartidas en la que estamos constantemente trabajando”. Y, es más, “el tema más importante es el lado humanístico del trabajo híbrido”, del cual Granados es un fiel y acérrimo defensor. “Este modelo nos ayuda a lograr que la gente se sienta más integrada en la empresa y que el balance entre la vida personal y profesional sea mejor”. Por eso, para el nuevo presidente de Microsoft España, es esencial que se pueda dar este hecho gracias su tecnología.

“Este es uno de los retos más importantes y una enorme oportunidad”, reconoce. “Nosotros contratamos alrededor de 25.000 personas a nivel mundial y decidimos hacer una encuesta para probar el nivel de compromiso con la empresa. Más del 90% alegó sentirse integrado y motivado, algo que es fundamental”, asegura. Y esto lo proporcionó, entre otros, este nuevo modelo laboral.

“Estamos convencidos de que va a ser una importante área de atracción y retención de talento”, insiste éste. Porque “no hay que necesariamente volver a la oficina, lo que están buscando las nuevas generaciones que se integran en el mundo laboral es sentirse identificadas con la empresa, vivir en cualquier sitio y de una forma conciliadora”.

La cuestión, en este punto, es cómo acercarse a las pymes en estos aspectos, en un país en el que el 99,8% del tejido industrial se corresponde con pequeñas y medianas empresas. “Nosotros contamos con un modelo que escala desde las grandes corporaciones hasta las pequeñas, y tenemos a cerca de 11.000 partners que ayudan a nivel nacional a integrar a las pymes en el mundo digital”, comenta.

Y destaca: “Para Microsoft es muy importante tener una localización en las diferentes regiones, para así proporcionar a las pequeñas empresas soluciones de gestión que les ayuden a llevar a cabo sus procesos de negocio de forma eficiente”.

La ciberseguridad, una “obsesión” de Granados para Microsoft

No sólo eficiente. También segura. Esta es “una gran obsesión” para Alberto Granados, quien, desde su nombramiento, ha insistido en la necesidad de proporcionar este gran requisito a todas aquellas compañías asociadas a sus productos. “La privacidad de información es una de las grandes prioridades que tenemos”, reconoce el presidente de Microsoft España.

Y explica: “Nuestro modelo de negocio siempre ha sido ser una plataforma tecnológica. No basamos nuestro modelo en sistemas de distribución o tener un gran e-commerce, nuestro primer punto es que no nos vean como un competidor. Por eso tenemos el deber de respetar la privacidad del dato”.

Por esta precisa razón este mayo la compañía ha anunciado la inversión de 20.000 millones de dólares destinados a potenciar la ciberseguridad empresarial. “Queremos que nuestro software siga una serie de guías de ciberseguridad y que a nivel europeo y español nuestros productos estén alineados con el sistema de seguridad nacional”, expresa Granados. En este sentido, añade a Capital, “abrimos una región de dato en España y ponemos a disposición de nuestros partners la posibilidad de almacenar datos con todas las protecciones”.

Además, este anuncio se engloba en un momento en el que el desafío de la ciberseguridad es constante. Así lo revela el Informe de Defensa Digital de Microsoft publicado este octubre, el cual revela que los ataques digitales han aumentado en volumen, sofisticación e impacto.

32.000 millones de ataques a través de e-mail en un año

Estos han afectado especialmente durante 2020 al comercio minorista en un 13% de los casos, a los servicios financieros (12%), a la industria manufacturera (12%), a la Administración Pública (11%) y a la sanidad (9%). Un grupo de áreas muy extensas que se suman a los 9.000 millones de amenazas detectadas a dispositivos entre julio de 2020 y junio de 2021 por Microsoft, a los 32.000 millones de ataques a través del email y los 31.000 millones de amenazas.

Un número que no para de crecer y ante el que la compañía ha decidido invertir en su prevención en los próximos años. En concreto, la compañía ha decidido inyectar 20.000 millones de dólares en los siguientes cinco años. Y todo en base a un año tan crucial como el 2020 que no sólo ha puesto de jaque el modelo empresarial, sino también la seguridad de los sistemas cloud implantados a pasos acelerados por millones de empresas en todo el mundo para poder mantenerse a flote.

Por eso la seguridad en estas herramientas es vital. Un mercado en el que la compañía fundada por Bill Gates ha crecido en un 22% alrededor del mundo y que, según IDC, generará alrededor de 15.000 millones de euros adicionales en los próximos cuatro años y unos 50.000 nuevos puestos de trabajo.

El “eje verde”

No obstante, estas cifras tan positivas para la compañía también suponen un gran reto energético, puesto que los CPUs en los que se ubican las nubes de Microsoft también generan un gasto en esta materia que repercute medioambientalmente al plantea. “Para nosotros es un gran reto”, reconoce Granados, que recuerda que “hace más de una década declaramos nuestras intenciones en cuanto a sostenibilidad y tenemos claro que queremos ser neutros en emisiones de carbono”.

Es más, insiste: “Queremos ser negativos en 2030 y en 2050 haber extraído tanto nivel de carbono de la atmósfera como el que hemos creado desde 1975”. Una apuesta muy “agresiva” para la que están desarrollando “todo tipo de medidas a corto y largo plazo” para cumplir con sus promesas.

“Nuestro principal aprendizaje es que la nube te ayuda a reducir emisiones” señala Granados antes de pasar a detallar varios motivos. “El primero es que la operación de IT te ayuda a concentrar más ejecución de aplicaciones y por lo cual ahorras ciclos del CPU”, apunta éste, quien apuesta firmemente por la “economía circular” y por la “optimización de los procesos”.

“El data center per se está optimizado y tiene sistemas circulares y renovables”, apunta el presidente de Microsoft España, que entiende que “todo esto hace que podamos darle garantías a un cliente para que cuando use nuestras aplicaciones sea consciente de que está reduciendo las emisiones en un 98%, pero que a su vez eso también lo puede hacer en sus sistemas más tradicionales”.

Para ello, insiste, “ponemos a su disposición la calculadora de la sostenibilidad, es decir, los clientes pueden medir cuántas emisiones tienen en base a sus posibilidades”. Es lo que se denomina como Cloud for Sustainability. “Te permite, entre otros, asignar rutas de carbono a tus diferentes proveedores, aplicar impuestos de carbono internamente y esto permite hacer tracking de forma que puedo reportar a las autoridades mis métricas en la materia”.

Y es que para el nuevo presidente de la compañía en España este tipo de conceptos verdes los tiene “de raíz en mi pasión por tener más sentido común y por tener más sentido medioambiental”. Algo para lo que la Inteligencia Artificial (IA) se predispone como esencial para testar y detectar que así sea.

La importancia de la Inteligencia Artificial en Microsoft

No sólo eso. Para potenciar otra de las ramas que más preocupa a los empresarios y que más se están potenciando en los últimos tiempos, es decir, la experiencia del usuario, Microsoft ha anunciado la creación de un hub de I+D en Barcelona centrado en modelos de Inteligencia Artificial con tal fin. Una noticia que para Granados es “grandísima” porque “permitirá crear un centro donde se traten todos los aspectos del aprendizaje profundo y se testee cómo es la reacción del usuario y enganchar mejor con él”. Para ello se espera la contratación de 30 científicos, aunque su idea es “seguir creciendo”.

“La buena noticia es que vamos mejor de lo que pensábamos y esperamos que no sólo sirva para mejorar la experiencia del usuario, sino para atraer talento. Esto no sólo será una excelente noticia para las empresas radicadas en Barcelona, sino también en España y a nivel global”.

Y es que, gracias a esta tecnología, las empresas podrán conocer “cuál es el sentimiento de un determinado cliente, aportarles como sugerencia un producto potencial para venderle asociado a sus gustos o incluso decidir el mejor precio para conseguir un cliente determinado basado en el historial con el que más éxito se ha tenido con el determinado producto”.

Porque no se trata de experimentos de ciencia ficción, sino de aplicaciones para el día a día y para la facilitación de los modelos empresariales. “Queremos apoyar a las pymes con escenarios de optimización y ayudarles a hacer un mantenimiento preventivo, dotar a fábricas de materiales antes de que se acaben en base al historial de consumo… todo. No hace falta ser muy sofisticado, sólo que la Inteligencia Artificial sea fácil y democrática”.

Y es que esta tecnología con cada vez más aplicaciones se ubica como uno de los puntos clave de la estrategia del mandato de Granados. “Todos nuestros productos de raíz tienen embebidos la Inteligencia Artificial”, recuerda. Además, “el hecho de que Teams o Viva –una plataforma integrada de experiencia del empleado– incluyan IA permite reportar anónimamente el aprendizaje de cómo están los empleados de tu empresa o cuál es su nivel de conexión”.

Y aquí se encuentra uno de sus grandes objetivos: “Utilizarlo para la industria 4.0 que permita optimizar fábricas, que compañías como Repsol apliquen la IA para la exploración y que ésta sea lo más precisa posible o que tengamos aprendizajes del pasado que nos permitan aplicar un mejor razonamiento en el futuro”.

En definitiva, un alud de oportunidades sobre las que concluye: “Detrás de la Inteligencia Artificial tiene que haber una persona no artificial”. Esta es una de las máximas más repetidas por los teóricos de dicha tecnología: actualmente en la mayoría de los casos ha de haber un profesional que entrene los algoritmos de forma correcta, ética y eficiente. Y Microsoft no es una excepción.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img