lunes 16 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Juan Caño, presidente de la APM: “La prensa es la alta costura del periodismo”

“El online es gratis, pero tendrá que dejar de serlo”, Juan Caño

La pandemia redujo a la mitad la facturación de los kioscos en España en 2020. Un negocio cuyas cifras ya eran descorazonadoras y que la crisis sanitaria no ha colaborado a su recuperación económica. De hecho, la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE) y la Comisión Nacional de Vendedores de Publicaciones estimaron en 83 millones de euros las pérdidas de ventas solo en el periodo de cuatro meses comprendido entre marzo -inicio del confinamiento- y septiembre de 2020, debido al estallido de la Covid-19.  

A pesar de estos malos números, organismos como la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) defienden la prevalencia del medio impreso y el valor que la prensa escrita aún sigue teniendo para los medios de comunicación tradicionales y las marcas periodísticas. La asociación profesional de periodistas cumplirá a finales de mayo 127 años de historia desde su fundación en 1895. Entre sus objetivos primordiales, se encuentran la defensa de las libertades de información y expresión y la promoción del buen ejercicio profesional del periodismo, además de atender a sus asociados.  

En las elecciones realizadas por la asociación con fecha el 19 de noviembre de 2019, Juan Caño, con 50 años de experiencia profesional en periodismo, se convierte en el decimonoveno presidente de la institución de la Comunidad de Madrid. Capital analiza junto a Juan Caño, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), el panorama actual de la publicación en papel en el contexto pandémico en España, el incierto futuro del sector y la posible desaparición del medio impreso y de los kioscos de distribución. 

La prensa en papel, ¿un producto de lujo? 

La Asociación de Vendedores de Prensa de la Comunidad de Madrid (AVECOMA) aportó a principios de 2021 el dato del desplome del 50% de ventas en los kioscos de nuestro país. El temor de los kiosqueros al cierre lleva latente desde la explosión de Internet y el acceso rápido a la actualidad día tras día a través de la red. Y la pandemia no ha ayudado. Muchos tuvieron que recurrir a la reinvención, vendiendo productos como mascarillas, o incluso palas cuando ocurrió la nevada de Filomena a comienzos del año pasado. 

Sin embargo, el presidente de la APM expone que, a pesar de que la prensa escrita haya tenido siempre el complejo de que va a desaparecer, esto nunca ha llegado a suceder. “Creo que no desaparecerá, habrá un resurgir en muy poco tiempo”, afirma Caño. Explica que lo más irónico es que ahora existe un grave problema en Internet, que es el exceso de noticias y de información, y que este se soluciona a través de las publicaciones impresas.  

La carga informativa hoy es infinita. Este volumen puede llevar a la saturación de información o derivar a la desinformación del lector por fake news (noticias falsas). Antes de buscar, hay que seleccionar. “El papel es el producto informativo que mejor cubre la selección”, argumenta Caño, y apunta que, en las tres fases a seguir del periodismo -verificación, priorización (selección) y contextualización-, la publicación en papel ayuda a priorizar la información porque otorga a la noticia un espacio y dimensión determinadas y definidas. Tanto para el texto, como para las imágenes, y además se puede consumir rápidamente. “La prensa es la alta costura del periodismo”, afirma el presidente de la APM. 

En el contexto que vivimos, el papel y el digital consiguen complementarse a pesar de la realidad pandémica actual. De hecho, los usuarios multiplataforma que combinan ambos formatos son los siguen creciendo a ritmo constante. Concretamente, la cifra de lectores multiplataforma asciende ya hasta los 474 millones, un 21% más que los dos años previos a la aparición del coronavirus. 

Los kioscos logran ahora la mitad de su facturación, pero una cifra igual de devastadora para el sector es que solo en Madrid capital han cerrado 32 kioscos y locales de prensa a causa de la crisis sanitaria desde el decreto del Estado de Alarma, según los últimos datos. El confinamiento derivó en una reducción del número de asistentes a los kioscos, que en su mayoría son población jubilada no acostumbrada a la tecnología o redes móviles. Este nicho representa un sector en crisis y que supone en torno a 25.000 empleos en todo el país, entre distribuidoras y puntos de venta.  

A pesar de esto, publicar el papel continúa dando prestigio y no es algo a lo que las marcas quieran renunciar. “La prensa escrita defiende a las marcas”, señala el presidente, que expone que existen una serie de medios de comunicación que son respaldados por el papel, y, si este desaparece, se verán considerablemente afectadas. “Terminará perdiendo dinero la prensa, pero lo recuperará la web”, comenta Caño. 

4b30d3ac 25b7 4b06 9594 830fc0679024
Juan Caño, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM)

En Madrid son 350 los kioscos de prensa que logran mantenerse abiertos sobreviviendo a la crisis y a las circunstancias, de acuerdo con los últimos registros. El estudio “Claves de la información: Las cifras publicitarias ya reflejan normalización de los hábitos sociales pospandemia”, publicado en octubre de 2021 por la Asociación de Medios de Información (AMI), refleja que los lectores diarios llegan casi a los 17,6 millones, un 1,9% más que en el primer semestre de 2020.  

Además, se observa un crecimiento constante de usuarios diarios exclusivos de digital, más ligados a la actualidad diaria (67%) que a la mensual (50%), y siempre, también porque es costumbre en esta época del año, a costa de los exclusivos de papel. Las cifras hacia el online van aumentando, tanto por su fácil accesibilidad como por su acceso gratuito. “El online es gratis, pero tendrá que dejar de serlo”, afirma el presidente de la APM.   

“La prensa escrita es la que más defiende a las marcas” 

La caída del papel intenta compensarse con la publicidad en web y en impreso. Sin embargo, el informe de AMI destaca que el número de impactos publicitarios digitales en display ha caído ligeramente, un 1,1%, como efecto de la cierta normalización social a raíz de la vacunación masiva, meses en los que además la herramienta de Internet se disparó. Por otro lado, los ingresos publicitarios de papel han retrocedido un 5,3%, que lo recupera el peso del medio digital con sus ingresos digital (+24,6%).  

Caño relata la existencia de cierta incertidumbre ante lo que puede pasar entre las publicaciones online y la prensa, o si la publicidad será suficiente para que un medio consiga beneficio. No obstante, es optimista y cree en el resurgir del papel y en la reducción del acceso gratuito a la información a través de la web. “La publicidad no podrá cubrirlo todo”, concluye el presidente. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter