miércoles 18 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Barcelona y el Mobile World Congress (MWC), una relación duradera de impacto económico vital para la ciudad 

Capital analiza desde diferentes prismas empresariales cómo esta cita tecnológica va más allá de la propia feria 

Hostelería y restauración concentran el 79% de las ofertas de trabajo durante estas fechas

Es la feria de la telefonía móvil más importante a nivel mundial. Sin embargo, el Mobile World Congress (MWC) va mucho más allá de esta tradicional cita para el sector tecnológico. Si no, que se lo digan a Barcelona, la ciudad elegida para la celebración de este voluminoso evento desde el año 2006 y -mínimo- hasta 2024. Una decisión que ha traído consigo un fuerte impacto en la economía de la Ciudad Condal y en múltiples áreas empresariales circundantes, que cada año por estas fechas ven incrementar sus oportunidades por dicha congregación. Pero ¿hasta qué punto? 

Las cifras en este aspecto no dejan lugar a dudas: casi 400 millones de euros de diferencia entre las primeras ediciones hasta la celebrada en 2019, cuando se alcanzó la cifra récord de 492 millones de euros. Una evolución exponencial que, con la llegada de la pandemia puso en jaque a una importante inyección económica para la ciudad. Por ello, pese a las dudas surgidas en un contexto tan ambiguo como el generado por la Covid-19, la GSMA ha decidido apostar por su celebración pese a la descafeinada edición de 2021.  

grafico mwc

Tanto es así, que en la pasada celebración, el número de expositores se redujo en un 58% y el desplome de los visitantes superó el 72%. De hecho, de los algo más de 1.000 participantes, solo 700 fueron presenciales. Unos números muy alejados de los 30.000 que se esperaban en las previsiones de 2019. 

La cuestión en este punto es qué ocurrirá con la edición de este 2022, que se celebrará entre el 28 de febrero y el 3 de marzo en la Ciudad Condal y que ya a principios de enero sufrió la pérdida de una de las grandes tecnológicas mundiales, Sony, que canceló su participación física en esta ocasión. Sin embargo, desde la GSMA esperan acoger a más de 1.500 expositores, más de 400 ponentes y asistentes registrados desde 150 países. T  

Sin embargo, desde la organización son optimistas. Así lo confirma a Capital la GSMA, que, pese a reconocer que “pasará algún tiempo antes de que los viajes internacionales vuelvan por completo a los niveles previos a la pandemia”, desde la empresa organizadora de este evento internacional se muestran “complacidos con el regreso de tantos veteranos socios en la edición de 2022 del MWC y esperamos que el evento de este año sea aproximadamente tres veces más grande que la edición de 2021”. Aunque algunos, como Sony, no vayan a acudir. 

Medidas de seguridad para el buen funcionamiento del MWC 

La incidencia de casos de coronavirus que acecha a España y Europa en estos primeros compases de 2022 ha puesto en jaque la celebración o no del MWC. Por ello, para asegurar el buen funcionamiento y transcurso de esta importante feria, desde la GSMA han desarrollado un plan de salud y seguridad ‘Committed Community’ mediante el que expertos en salud han buscado mejorar junto a representantes del Ayuntamiento de Barcelona y Fira Barcelona el planteamiento del pasado 2021. 

Esto significará que todos aquellos que deseen asistir (desde personal a trabajadores, expositores, visitantes proveedores y socios) deberán presentar su certificado de vacunación, uno de recuperación o un test negativo. Igualmente, el MWC contará con apoyo médico telefónico durante la semana de celebración del evento 24 horas al día y se reforzarán los controles de ocupación de espacios, mejorará la ventilación e incrementará la limpieza y el saneamiento. 

“Entendemos que la planificación en una pandemia es un desafío”, pero, por ello, desde la GSMA alegan estar “trabajando en estrecha colaboración con todos los expositores para que sean parte de la experiencia”

Una cita ineludible en la que no solo gana la feria, también Barcelona. “Reconocemos los beneficios económicos que trae el MWC para Barcelona, que ha sido la sede del MWC desde 2006. La propia ciudad es una gran parte de la experiencia de la feria y durante este tiempo hemos superado con éxito muchos desafíos y posibles interrupciones”, recuerdan desde la organización, que califica como “asociación exitosa y de larga duración” la relación con el consistorio y con la propia ciudad catalana. Y es que, tal y como sentencia, “la atracción gravitatoria de Barcelona es fuerte”. 

Por eso se celebrará. Y se hará presencial, tal y como ha insistido la organización desde que el pasado noviembre se abriesen las solicitudes para participar en esta feria internacional de la telefonía móvil. El propio director general de la GSMA, John Hoffman, así lo respaldó el pasado enero cuando remitió una carta en la que certificó que sólo habría un cambio de planes en el caso de que las autoridades españolas lo considerasen necesario.  

Barcelona, una fuente de empleo temporal  

Y es que todo lo que rodea al MWC trae consigo anualmente una fuerte oferta empleadora para dar respuesta a las necesidades de los visitantes previstos en cada edición. Y, aunque la de 2022 no se espera como la de 2019, sí que es cierto que, en estas fechas, Barcelona se ubica como “una importante fuente de empleo, especialmente en sectores como el turismo, hostelería y restauración, así como comercial, ventas y marketing”. 

Así lo revela la directora de Comunicación y Estudios de InfoJobs, Mónica Pérez, que explica a Capital que las previsiones para este año son “más positivas, aunque pensamos que las cifras de contratación seguirán estando por debajo de las habituales”. En concreto, profundiza ésta, las vacantes suelen concentrarse “en el periodo de finales de enero y principios de febrero, en torno a un mes antes del inicio del congreso”.

Y, de ellas, “el sector de la hostelería y la restauración es el que más empleo suele generar, concentrando el 79% de las vacantes publicadas en InfoJobs, seguido de los puestos para trabajar en almacenaje (8%), electricidad (5%) y personal de promoción y ferias (2%)”.  

En total, según cálculos de la organización, unas 5.000, de las cuales esta plataforma para la búsqueda de empleo llegó a recoger, en el momento de máximo auge del MWC, “alrededor de 1.000 vacantes asociadas a este evento”

De todas ellas, apunta Pérez, se puede hacer una distinción en dos tipos de puestos: “Algunos están vinculados directamente con la feria, como es el caso de promotores –para estar en la feria o en los puntos de llegada de los visitantes–, azafatos, cajeros, camareros para los puntos de restauración del MWC o personal técnico para el montaje de stands (electricistas, instaladores, etc.). Mientras que otras vacantes buscan reforzar las plantillas de los hoteles de Barcelona y alrededores, que durante el MWC solían registrar plena ocupación”. 

Pero, más allá de lo que se pudiese pensar, este tipo de posiciones no han variado a los dos lados de la pandemia. Al contrario. Según confirma la directora de Comunicación y Estudios de infoJobs, “no ha habido una gran diferencia”. 

“Las vacantes relacionadas directamente con la actividad de la feria siempre han sido las vinculadas al montaje de los stands y almacenaje (5%); seguridad y vigilancia (5%); posiciones de promotores/as y azafatos/as (2%) y de programadores/as (2%)”, señala Pérez. Mientras que las indirectas han concentrado “el 69% de las ofertas publicadas en InfoJobs (camareros/as, cocineros/as, personal de limpieza, etc.)”.  

No obstante, hablar de trabajo no es sinónimo meramente de una posición nuclear, también trae intrínseca aptitudes válidas y más próximas a determinados puestos. Esto en el MWC es un hecho, puesto que “los más demandados siempre han sido aquellos perfiles con conocimiento de idiomas extranjeros, siendo el más demandado el inglés, especialmente para empleos de auxiliar administrativo, promotores, personal de caja o de hostelería y restauración”. En concreto, revela Pérez, en un “78% de las ofertas publicadas” en su plataforma. Aunque no es todo. 

“La alta afluencia de visitantes asiáticos también hace que el dominio del chino, del coreano o del árabe sean un requisito en este perfil de vacantes”, comenta ésta, que destaca como esencial para “muchos de los casos” los conocimientos en “tecnología móvil”, de tal forma que “algunos puestos de promotor y azafata buscan perfiles que hayan cursado los estudios de ingeniería informática o telecomunicaciones”. 

Restauración y ocio nocturno, los otros grandes beneficiados y damnificados del MWC 

Hablar del Mobile World Congress es imposible sin tratar tanto del networking que se realiza durante las horas de ponencias y exposiciones como la gran partida económica que recoge el sector de la restauración y el ocio nocturno de la ciudad. Tanto es así, que en su edición de 2019 facturó 117,7 millones de euros entre el 25 y 28 de febrero que se desarrolló dicho evento, algo así como una cuarta parte de la recaudación que Barcelona recoge de la feria durante esos días.  

Pero, ¿cómo se distribuye? Joaquim Boadas, secretario general de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm), revela en conversación con Capital que “toda la ciudad participa” en el MWC y que, en el caso de la restauración, la facturación tiende a ser mayor en aquellos espacios “que se encuentren más céntricos o donde se celebra la feria, pero también son muy recurridos los locales en Hospitalet”.  

“Pueden llegar a crearse unos 5.000 puestos de trabajo y, aunque sea un periodo corto de tiempo en el año, unos cuatro o cinco días y los fines de semana anterior y posterior a su celebración, hay un volumen muy importante de personas que ayudan a fortalecer la facturación de la restauración en la localidad en una época de bajos ingresos”. 

Ahora bien, en este caso, según recuerda Boadas, el propio evento no garantiza que su sector también se vea beneficiado. “Nos ocurrió en 2018 con la nevada, que impidió que muchos vehículos pudiesen circular y muchos visitantes decidieron quedarse en sus hoteles. Luego en 2019 tuvimos un año muy bueno, el mejor hasta la fecha, pero otra vez en 2020, con su cancelación, volvimos a perder todo lo ganado. Solo ha habido un único año bueno de cuatro y tampoco podemos asegurar que este 2022 vaya a ser mejor”. 

Para el secretario general de Fecasarm, lo que ocurra a finales de este febrero será sobre la marcha, ya que, a su juicio, “estamos en una situación de inseguridad jurídica permanente”. “No sabemos si nos van a abrir, cerrar o limitar el aforo, así que la situación es bastante triste y no podemos plantearnos ni programar siquiera un fin de semana normal”. El motivo: en Cataluña no hay un mapa de territorialización que actúe en base a áreas como sí ha sucedido en Madrid, lo cual implica que la “arbitrariedad” e “incertidumbre” reinarán hasta el último día. 

El sector hotelero se prepara para remontar 2021 

Curiosamente, otro de los sectores que se ven directamente influidos por el MWC es el hotelero. Sin embargo, pese a la celebración a medio gas de esta feria tecnológica, desde esta área celebran la presencialidad de la misma para remontar las cifras negativas de las temporadas pasadas. 

Así lo señala a Capital el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos, para el que el MWC “es la feria estrella de la ciudad, no solo por la cantidad de habitaciones que ocupan, sino por la internacionalización que da a la imagen y al nombre de Barcelona”. Por ello, cataloga su celebración como “extraordinaria”. 

Sin embargo, después de la cancelación de 2020 y el congreso híbrido de 2021, todo podría hacer pensar que desde el sector hotelero ven con incertidumbre el presente 2022. Pero no es así. Así lo apunta Jordi Clos, quien considera “que será una feria de recuperación del año 2019 y, aunque no recuperemos tanto, para Barcelona es importantísimo y las 10.000 habitaciones reservadas nos indican que hay un salto cualitativo”. 

Estas cifras corresponden directamente a las que ya han sido anunciadas y puestas a disposición por parte de la organización. Sin embargo, como recuerda el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, puede haber muchas más. “Solo con esas 10.000 ya tenemos un 30% de la ocupación de la ciudad, pero podemos llegar al 70% en estos momentos de crisis y es una oportunidad muy importante”. 

¿Y los precios? Variados. “Es una horquilla muy dispar, porque depende también de las estrellas de cada establecimiento y de su ubicación… de muchas cosas”, señala Clos, que entiende que en estas fechas “se recuperará el precio medio de la ciudad en condiciones normales y no en las de pandemia, porque ha caído una barbaridad el coste por habitación desde el estallido de la pandemia”. 

Por tanto, resume, “no serán los precios igual que en 2019 y dependeremos mucho de la propia ocupación, pero esperamos una recuperación parcial”. Esto, en cifras de pasadas ediciones, puede derivar en una subida de más de cuatro veces el precio de una habitación con respecto al mes previo del congreso, llegando a quintuplicarse en el caso de áreas cercanas al recinto como es L’Hospitalet. 

El recinto: 240.000m2 de superficie 

Por espacio, además, no será, ya que el recinto que emplea Fira Barcelona para acoger el Mobile World Congress es uno de los más grandes de Europa. Es el llamado espacio Gran Vía y dispone de un total de ocho pabellones conectados por una pasarela que traslada a los miles de visitantes que puede albergar. 

De hecho, solo el pabellón 8 en el que se encuentra el Centro de Convenciones tiene una capacidad que puede alcanzar las 12.000 personas en sus 240.000 m2 de superficie bruta expositiva. Y, para este 2022, “ya se cuenta con un 78% del espacio de exhibición reservado”. Asimismo, este espacio dispone de un total de 4.580 plazas de aparcamiento para dar cabida a un gran número de congresistas. 

Sin embargo, la gran mayoría de visitantes extranjeros tienden a acudir a este congreso a través de medios de transporte aéreo y se mueven por la ciudad en taxi. Un sector que tiende a desbordarse ante la gran afluencia de personas en un reducido espacio que en la edición de 2019 generó grandes colas en las horas punta, pero que., para el gremio, es positivo por el número de carreras al finalizar el día. 

Así lo revela a Capital la directora general de Free Now España, Isabel García-Frontera, que confirma el hecho de que “eventos como el Mobile World Congress tienen un impacto positivo en la ciudad y en especial en la movilidad”. De hecho, ésta apunta que “tanto antes de la pandemia, como después, el MWC ha generado un mayor movimiento en la ciudad con respecto a semanas anteriores.

Por ejemplo, en 2019, los servicios en taxi en la ciudad aumentaron casi un 50% respecto a la semana anterior. Que esto se repita o no dependerá de la afluencia y eso sólo se sabrá una vez de comienzo la edición de 2022 del Mobile World Congress 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter