miércoles 05 • octubre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Las nuevas tecnologías consolidan el futuro de la fisioterapia 

Capital analiza con Sanitas, Clínica Cemtro y Clínica Germán Santos la evolución de una de las especialidades médicas con más salidas laborales 

La figura del fisioterapeuta va adquiriendo valor entre las ramas sanitarias, aunque se considera todavía como una ciencia “joven”. Costó en su día reconocerla como tal, pese a que sus orígenes se remonten a miles de años atrás. No fue hasta el 12 de diciembre de 1980 cuando se establece finalmente en España la carrera universitaria independiente para la Fisioterapia. La primera promoción de diplomados en Fisioterapia surge en el periodo entre 1982 a 1986 en Valencia, aunque, por aquel entonces, con pocos graduados. 

Desde ese momento, la fisioterapia no ha hecho más que crecer y desarrollarse dentro de las Ciencias de la Salud. Hoy existen un total de 48 universidades en España que imparten el grado de Fisioterapia, siendo uno de los más demandados y con mayor porcentaje de empleabilidad. Los datos del Servicio Público de Empleo en 2018 recogieron que un 80% de los graduados en Fisioterapia encuentran trabajo en los seis meses posteriores de obtener su titulación, además de que las especializaciones de la fisioterapia están mucho más definidas y hay salidas laborales más allá de la clínica, habiendo incluso fisioterapeutas de empresa. 

La fisioterapia, denominada también terapia física, es la especialidad médica que ofrece un tratamiento terapéutico y de rehabilitación no farmacológica a personas que han sufrido una lesión o que tienen problemas de movilidad con motivo de una enfermedad, una afección o una discapacidad.

Capital analiza con Fernando García, jefe de Fisioterapia de la Clínica Cemtro; Felipe Berrocal, director de los Centros de Rehabilitación Avanzada de Sanitas; y Germán Santos, fisioterapeuta de la Clínica Germán Santos, la evolución de la fisioterapia, sobre todo desde la crisis sanitaria, la función del fisioterapeuta, su potente presencia femenina y las nuevas tecnologías que acontecen en esta disciplina sanitaria. 

La fisioterapia aumenta su valor 

La profesión más infravalorada del mundo en 2016, según un estudio del portal experto en el sector laboral CareerCast.com, fue la fisioterapia. Cuatro años después, apareció la Covid-19 y quedó en evidencia el papel fundamental que juega esta rama científica en la cadena sanitaria.

Quedó patente en la pandemia nuestra labor de ayuda en las unidades de cuidados intensivos facilitando el proceso del destete ventilatorio”, narra Fernando García, jefe de Fisioterapia de la Clínica Cemtro, que puntualiza que los fisioterapeutas tuvieron que prestar asistencia en otro orden de la medicina y, a base de esfuerzo y de desempolvar apuntes, lograron adaptarse. 

“Sí comparto que todavía no hemos logrado ese reconocimiento social. Hay mucho por hacer, pero se está trabajando bien por ello. Tenemos que unirnos entre nosotros para así tener la fuerza que deseamos, pero no busco culpables, prefiero buscar soluciones con trabajo y esfuerzo”, expresa García. El fisio indica que la fisioterapia reluce como disciplina sanitaria en muchos campos: fisioterapia pediátrica, cardiaca, respiratoria, deportiva, ginecológica, urológica, tumoral o estética. También expone ejemplos que demuestran que sí se ha avanzado en esto. 

García recuerda que, cuando él se graduó, existían en Madrid solo cuatro facultades en las que enseñaba la carrera de Fisioterapia. Ahora hay 15, además de un cambio el paradigma deportivo. “Ya no se habla de que sale el masajista al terreno de juego, sino de que sale el ‘fisio’ al campo. Eso es un gran paso”, afirma García.

Germán Santos, fisioterapeuta de la Clínica Germán Santos, opina también que sí existe una evolución, solo que la fisioterapia tiene menos recorrido hecho. “La profesión de fisioterapia es relativamente joven dentro de lo que es el campo de la salud, con respecto a otras profesiones como la medicina o la enfermería”, apunta.  

Sanitas

La asistencia fisioterapéutica 

En algunas clínicas se sigue manteniendo el servicio que se implantó de fisioterapia a domicilio para personas de riesgo o con movilidad reducida en aquellos días tan duros y de trabajo incansable. La fisioterapia demostró que es esencial en varios momentos, sobre todo en la atención temprana, y así lo resalta Felipe Berrocal, director de los Centros de Rehabilitación Avanzada de Sanitas.

“Es vital. Atender cualquier patología desde su inicio, y preferiblemente antes de este, es siempre algo muy importante para alcanzar una rápida recuperación y evitar cronicidades”, suscribe el director. Dentro de la fisioterapia se encuentra la terapia preventiva, con el objetivo de reducir el porcentaje de riesgo de lesión; o un tratamiento reactivo para recuperarse de una rotura o lesión ya producida. 

En estos términos, García expresa que, indudablemente, a través de la prevención se puede evitar una futura lesión. “Si la intención de visita al fisio es preventiva, se realiza un tipo de fisioterapia observacional, cuantificadora de forma objetiva y didáctica sobre cómo se debe trabajar para evitar algún mal”, comenta el jefe de fisioterapia. En el caso de querer prevenir riesgos, la frecuencia de asistencia a la clínica es menor. 

“La fisioterapia puede ser preventiva, lo cual es muy positivo, pero no es lo habitual. El fisioterapeuta se encarga de recomendar si es necesario y la frecuencia, dependiendo de las características personales. Considero que lo importante es cuidar nuestra salud a todos los niveles”, apunta Berrocal. 

García coincide en que la frecuencia de asistencia al fisioterapeuta varía según muchos factores, desde la lesión a la intención y las propiedades del paciente. “La parte de medicina reactiva ante una lesión que ya ha sido franca puede ser incluso quirúrgica. Cada persona tiene una reacción diferente a la propia agresión quirúrgica y a los tiempos biológicos de aceptación de la plastia que se ha puesto, que ellos mandan”, analiza García.  

“A la salud, hasta que no la vemos alterada, no le damos la importancia que tiene”

Germán Santos (Clínica Germán Santos)

Éste ejemplifica la situación con el conocido ligamento cruzado anterior, que puede requerir cuatro meses de tratamiento con cadencia de entre dos y cuatro días en semana en función del abordaje quirúrgico. Berrocal lo resume en que cada día se presenta un reto distinto porque cada paciente es diferente, y “no hay café para todos los gustos, porque no funciona”.

En definitiva, el oficio del fisioterapeuta implica pasar muchas horas del día con personas que necesitan una recuperación física, según explica el directivo de Sanitas, que expone que implica mucho conocimiento; pasión por  la profesión; empatía; felicidad y educación.  

German Santos
Germán Santos, fisioterapeuta de la Clínica Germán Santos

Fisioterapia desde dentro 

Es la mejor profesión del mundo porque podemos ayudar a personas que nos necesitan. Es muy gratificante”, alude Berrocal. Santos, en esta línea, afirma que siente satisfacción todos los días. “Cada vez que una persona deposita en mí su confianza en que yo le mejore su calidad de vida o su salud, es increíble. La salud, hasta que no la vemos alterada, no le damos la verdadera importancia, sobre todo las personas jóvenes”, dice el fisioterapeuta. 

Éste hace alusión a que también se viven momentos duros. “Llegan pacientes con problemas que le han acarreado una mala calidad de vida o que ya el dolor que sufre ha alterado su día a día. Son días escuchando esto en consulta, pero es algo natural con lo que convivimos en nuestra profesión.”, cita Santos.  

Las personas, al final, entregan al fisioterapeuta su confianza, y muchos de ellos en consulta se abren y cuentan gran parte de sus adversidades. García, por su lado, narra que lo más satisfactorio es la emoción al ver mejorar a una persona en silla de ruedas o muletas. “Cuando veo la cara de un deportista que piensa que no va a volver a jugar y te mandan un vídeo recuperado diciendo: ‘Hoy he jugado, gracias’. Es muy reconfortante, ni te lo imaginas”, indica García, además de ver crecer y madurar, profesional y personalmente, a su equipo, en el cuál las mujeres son mayoría. 

Mujer fisioterapeuta 

De acuerdo con los datos de la Confederación Mundial de la Fisioterapia, a nivel mundial, el 63% de los fisioterapeutas en activo son mujeres. Además, en Europa, en la mayoría de los países del continente, se dedican a la profesión más personas de género femenino que masculino. Y esta cifra se eleva hasta el 70% si se observan el porcentaje en España.

“Cuando yo estudiaba, éramos, de 42, sólo 10 chicos, y en nuestros masters siempre hay más alumnas. En los clubes deportivos a lo mejor hay menos, pero en lo que yo vivo ahora, la mujer viene pisando fuerte”, incide García. Santos expone lo mismo, que, bajo su experiencia, tanto en los años de estudio como a nivel laboral, es muy parecido el porcentaje de mujeres respecto al de hombres. 

“La presencia de la mujer en la fisioterapia de primer nivel es importantísima”

Felipe Berrocal (Sanitas)

De hecho, Berrocal recalca que el número de mujeres referentes en la fisioterapia es espectacular y el jefe de fisioterapia de la Clínica Cemtro concreta que la mujer tiene ganas de posicionarse y de pelear por ello. “Siempre será un talento muy bienvenido”, suscribe García. Santos, por su lado, expresa que son parte inseparable del colectivo profesional. “Las mujeres, y lo digo sinceramente, son fundamentales”, comenta el fisioterapeuta. En ocasiones, a la mujer se la ha podido considerar inhábil para atender a pacientes que físicamente puedan ser más grandes de masa muscular.  

García considera un rotundo error pensar que el fisioterapeuta deba ser corpulento y físico para trabajar con el tipo de paciente posquirúrgico o con pocas capacidades de independencia por su edad o tipo de lesión. “Respondo desde la objetividad que tenemos hoy día, no creo que en ningún caso que ser mujer sea un hándicap. No es cierto y no lo comparto que haya que ser corpulento o físico para según qué pacientes. La mujer es un colectivo muy capaz”, enfatiza el jefe de fisioterapeutas. Berrocal, por su parte, resalta la relevancia de que haya mujeres en todas y cada una de las ramas de la fisioterapia.  

“La mujer en la fisioterapia de primer nivel es importantísima”, aclara el director. De hecho, Santos enfatiza en que hay ámbitos de la fisioterapia en los que, si se ha evolucionado, ha sido gracias a ellas. “Se puede realizar un trabajo preparto y postparto para que, durante el proceso de gestación y posterior al nacimiento, el cuerpo de las madres y, sobre todo, a nivel del suelo pélvico, no sufra tantas alteraciones que le puedan provocar alguna patología”.

En este campo, hay verdaderos avances y la mayor parte, por no decir el 100%, se lo debemos a las compañeras de fisioterapia“, resume Santos. Las Ciencias de la Salud, hoy, continúan siendo la rama científica que protagonizan las mujeres, y en el futuro crecerá su presencia, igual que lo harán las nuevas tecnologías. 

FOTO FERNANDO GARCIA 1
Fernando García, jefe de Fisioterapia de la Clínica Cemtro

Un futuro tecnológico 

Realidad virtual, sensorización inercial o fisioterapia masiva bajo un control ecográfico – utilizado como un sistema visor para las técnicas invasivas como la electrolisis percutánea-, son algunas de las tecnologías que García expone como el futuro de la fisioterapia. “Un absoluto sí a incorporar tecnología a la fisioterapia, de hecho, yo apuesto por ella”, afirma el fisioterapeuta. 

García incide en que hay que escuchar cómo la tecnología puede participar y analizar cómo se puede acoplar en beneficio del paciente, sin que esta implique un impacto económico que no haga visible su incorporación técnica porque se salga totalmente de unos precios de mercado. “Se trata de integrar la tecnología sin un perjuicio directo para el paciente”, aclara.  

Éste añade que son aparatos que han venido a sumar y a aportar, al igual que Santos, que comenta que, como en muchas otras profesiones, los avances tecnológicos ayudan a mejorar su servicio y la eficiencia con el paciente. “Somos capaces de recuperar lesiones o patologías en poco tiempo. Sin esta tecnología, el paciente tardaría mucho más en volver a tener un estado óptimo y de una buena calidad”, cita Santos. 

Berrocal incide en que los pacientes cada vez tienen más información y demandan tratamientos individualizados y eficaces, en un ambiente agradable y con la última tecnología disponible. “Todo lo que sea ir en esta línea tecnológica creo que tendrá un sitio claro en el futuro de la fisioterapia”, detalla.  

El uso de la tecnología en la fisioterapia ha tenido en los últimos años un aumento exponencial gracias la creación de dispositivos tecnológicos de intervención y evaluación fisioterapéutica en pacientes con diversas patologías, que acompañan al fisioterapeuta en su labor.

“Un absoluto sí a incorporar tecnología a la fisioterapia, yo apuesto por ella”

Fernando García (Clínica Cemtro)

Ya sea como herramientas para tratar como de manera diagnóstica. Tenemos a nuestra disposición, por ejemplo, ecógrafos portátiles que podemos trasladar simplemente con total comodidad y nos da otro punto de vista esté donde esté la patología. O el uso de maquinaria como la diatermia, que aplica un calor profundo y permite una recuperación del tejido mucho más efectiva que si no existiese este tipo de sistema”, analiza Santos. 

Las nuevas tecnologías son sistemas especializados en la rehabilitación de pacientes con patologías neurológicas, osteomusculares y cardiovasculares. García narra el desarrollo en su equipo de un exoesqueleto de rodilla, para asistir en marcha, en una patología grave donde hay una inhibición de la musculatura. 

El exoesqueleto robotizado contribuye a la primera fase precoz y consigue unos resultados considerablemente más rápidos. “Ahora hay una intención voraz de querer ayudar al paciente y la tecnología viene a ayudar. Sin duda, tenemos que incorporarla”, concluye el jefe de fisioterapeutas. La incorporación de nuevas técnicas hace que el fisioterapeuta obtenga mejores resultados en tiempo récord. El futuro va en esta dirección. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter