miércoles 05 • octubre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Montserrat Ruiz-Olivares (CPFCM): “La fisioterapia ahorra gastos al Sistema Sanitario”

“Solo un 10% de los 12.000 colegiados están en el sistema sanitario público en la Comunidad de Madrid”

“El servicio de fisioterapia ayuda a las empresas a reducir sus riesgos laborales”

Si bien la fisioterapia ha mejorado su posición a nivel social desde la Covid-19, aún quedan asignaturas pendientes por aprobar. Parece que hasta que no hay una emergencia sanitaria no despierta la atención que en realidad requiere. La fisioterapia es de las ramas sanitarias que más salidas laborales tiene y cuyos progresos tecnológicos avanzan a pasos agigantados.

No se puede quedar atrás, y menos en la sanidad pública. Capital charla con Montserrat Ruiz-Olivares, fisioterapeuta y secretaria general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), sobre la fisioterapia en el sistema sanitario público, sus salidas laborales y la importancia de la investigación en fisioterapia para su futuro en la sanidad.

El valor de la fisioterapia

La desoladora pandemia produjo que, entre todo de lo malo, ramas sanitarias como la fisioterapia se visibilizasen más ante la sociedad. “Hemos estado en primera línea asistiendo a las personas que ingresaban en las UCI, dentro de los equipos interdisciplinares, tratando de recuperarlos, no solo con fisioterapia respiratoria, sino también con técnicas y comportamientos encaminados a recuperar la movilidad, a potenciar la musculatura o a mejorar la funcionalidad”, narra la secretaria general.

Ésta añade dos hitos similares que impulsaron la presencia de la profesión en la sanidad privada y pública: la epidemia de poliomielitis de mediados del siglo pasado y el síndrome tóxico en los años 80. En estos tres casos, la fisioterapia fue esencial, pero la fisioterapeuta incide en que no deberían producirse estas desgracias para que luzca la relevancia de la disciplina. “Seguimos trabajando para que tengamos una mayor presencia sin necesidad de que haya nuevas emergencias sanitarias”, afirma Ruiz-Olivares.

Es más, durante la crisis sanitaria, fue muy sonado que la fisioterapia era la gran olvidada de la sanidad pública, pudiendo estar otorgándole menos valor del que posee.

Infravalorada no, pero sí hay una presencia escasa aún si tenemos en cuenta las necesidades de la sociedad”, expresa Ruíz-Oliveres, y adelanta que la CPFCM está en estudios que demostrarán que la fisioterapia ayuda a acortar tiempos de recuperación y de estancia hospitalaria, a minimizar el dolor de los usuarios, a evitar algunas cirugías y a reducir el consumo de algunos fármacos.

Fisioterapia en el sistema de salud

La fisioterapia es inversión, no gasto”, insiste la secretaria general, aludiendo en esta afirmación a dos puntos de vista: “el principal es que la fisioterapia mejora la salud y la calidad de vida de la población; pero también ahorra gastos al Sistema Sanitario”. La fisioterapeuta relata que diferentes informes avalan que un paciente en UCI que es tratado por un fisioterapeuta pasa de media dos días menos en estas unidades. Esto significa que el paciente acorta su estancia crítica, lo que descongestiona el sistema de salud dejando camas libres para otras personas en peor estado que requieran ingreso.

“La fisioterapia es inversión, no gasto”

Montserrat Ruiz-Olivares, fisioterapeuta y secretaria general del CPFCM

Esto es un ahorro de recursos para que nuestra sanidad pública pueda atender a más personas sin incrementar gastos”, dice la secretaria general. “Desde el Colegio también estamos trabajando para estrechar nuestra relación con otros profesionales sanitarios, así como con otras especialidades médicas, para que se pueda derivar directamente a fisioterapia cuando sea preciso. Muchos pacientes no saben que su problema lo puede tratar un fisioterapeuta y otros profesionales podrán informarle. Por otro lado, conseguir el acceso directo en atención primaria sería bueno, tanto para los usuarios como para el sistema, al reducir las listas de espera”, argumenta Ruiz-Olivares.

El terreno laboral

La sanidad pública no suele ser, en absoluto, la salida laboral que suelen escoger los fisioterapeutas. “De los 12.000 colegiados en la Comunidad de Madrid, solo un 10% están en el sistema sanitario público”, expone la secretaria general, aclarando que es previsible que crezca, pero la realidad hoy es esa. Ésta insiste en que, antes de decidir dedicarse a la Fisioterapia, se informen de la disciplina y de la situación laboral de la misma. En general, hay una presencia mayoritaria en el entorno privado, es decir, clínicas privadas y empresas.

Los centros privados cuentan con un gran abanico de herramientas, técnicas y procedimientos”, expresa Ruíz-Olivares. Las clínicas suelen ser la opción más común. Por otro lado, la fisioterapia en empresas es cada vez más frecuente desde la pandemia con el impulso exponencial del teletrabajo. “Hemos detectado un incremento especial de problemas como cervicalgias, lumbalgias, problemas circulatorios, nerviosos, relacionadas con el aumento de horas de trabajo en remoto y la baja condición física”.

Además, incorporar a un fisioterapeuta en las plantillas favorece a la actividad de las compañías también en otros aspectos. “Contactar con servicios de fisioterapia y clínicas, sin duda, ayudará a las empresas a reducir sus riesgos laborales, asesorándolas y haciendo recomendaciones”, recalca Ruiz-Olivares. Dentro de las salidas de empleo que tiene la fisioterapia, la secretaria general destaca una que es indispensable, al igual que escasa. “Es escaso, pero imprescindible, el volumen de fisioterapeutas que se dedican a la investigación”, resalta la fisioterapeuta.

Investigación en fisioterapia, la palanca de cambio

La fisioterapeuta comenta que, para que la evolución en materia de fisioterapia sea posible, es necesario investigar para trasladar los resultados al ámbito asistencial y así lograr obtener tratamientos que resulten cada vez más eficientes. “Desde el CPFCM tenemos como una de nuestras líneas estratégicas el impulso de la investigación, de manera que la fisioterapia madrileña siga estando a la vanguardia española”, afirma la secretaria. El futuro de la fisioterapia irá de la mano de los avances tecnológicos que son, sin duda, resultado de la investigación.

“Los avances tecnológicos aportarán grandes mejoras”, dice la secretaria general y enumera varios ejemplos: tratamientos invasivos, de electroterapia, el implemento de aparatos como la ecografía, la utilización de plataformas y aplicaciones de telefisoterapia o de seguimiento de tratamientos. El mañana del fisioterapeuta será acompañado de las nuevas tecnologías, pero nunca sustituyendo su labor. “Los fisioterapeutas deben saber escuchar al paciente, ser empáticos, trasladar la importancia de lo que es relevante y restar importancia a lo que no la tiene. Y, por supuesto, estar en constante actualización”, resume Ruiz-Olivares.

La actualización es vital porque vivimos en una sociedad en permanente evolución y que demanda cierta especialización en todos los tratamientos sanitarios. “Estamos reclamando especializaciones en Fisioterapia, para que exista un reconocimiento oficial. Aún nos queda camino por recorrer”, expresa la fisioterapeuta. En definitiva, la tecnología marca el futuro próximo de la fisioterapia, pero esto no será posible si no se pasa por un proceso de investigación previo porque la evidencia científica es la que verdaderamente manda, siempre.

Montserrat Ruiz Olivares secretaria general CPFCM. LOGO
Montserrat Ruiz-Olivares, fisioterapeuta y secretaria general del CPFCM
- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter