martes 16 • agosto 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

La subida de los tipos de interés al 5% que afronta la banca

El encarecimiento del crédito y la subida de hasta un 10% en las hipotecas fomentará el ahorro en una economía con una inflación de casi el 9%

El Banco Central Europeo anunció el pasado 21 de Julio la primera subida de tipos de interés realizada en 11 años. Una subida del 0,5% que sorprendió tantos a expertos como a la banca (se esperaba un 0,25%) y que provocó una de las mayores caídas de la bolsa europea y española en un año con varias fuertes fluctuaciones. Todo ello con el objetivo de rebajar una inflación interanual que escaló en el mes de Julio al 8,9% alcanzando un máximo histórico y en la que más de la mitad de los países pertenecientes a la organización llegaron a subidas de dos dígitos.

Hipotecas y créditos más caros

Este cambio de política monetaria por parte de Europa traerá dos efectos ya más que conocidos a nuestra economía: el negativo será el encarecimiento de las hipotecas y los créditos y el positivo una mayor rentabilidad en los depósitos a largo plazo. Sin embargo, falta por saber si el balance será lo suficientemente positivo y si la inflación conseguirá ser frenada, posibilidad a la que se ha de esperar al medio plazo del efecto de las medidas tomadas por la Unión Europea.

El intento de frenazo a la inflación es evidente que reducirá el consumo. Aunque aún no estemos observando del todo la recesión que provocará esa bajada en el consumo, esto es debido a las altas cifras hoteleras que se están observando en el país, más aún en comparación con 2021, con unas pernoctaciones hoteleras que se han multiplicado por cuatro y por siete en el caso del turismo extranjero, con una ocupación hotelera que ya en Mayo superaba en un 3% a la de 2019.

La pérdida de poder adquisitivo en 2021 ya fue latente con una diferencia del 1,4% entre la subida de los salarios y del IPC según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Unos datos que también muestran que aunque la inflación pudiera llegar a ser frenada, es difícil imaginar un escenario en el que los precios vuelvan a bajar sobre todo por la falta de gran cantidad de materias primas que sigue sufriendo la economía mundial propiciada por hechos como la guerra entre Rusia y Ucrania. Las últimas noticias sobre la crisis energética y la bajada del consumo del gas tampoco beneficia a esto pueda llegar a producirse.

Para las empresas, el encarecimiento del crédito provocará una bajada en el movimiento y compras de equipos o entrada de capital que provocará frenazos en gran cantidad de sectores, como ya se está pudiendo observar por ejemplo en el manufacturero. El alto precio a pagar por el endeudamiento resultará de una gran problemática para aquellas empresas que sufran las fuertes subidas en las materias primas de su producción o en la contratación de distintos servicios necesarios para el desarrollo de su actividad.

Pero los que busquen una nueva casa y por tanto una hipoteca tampoco lo tendrán fácil en el caso de que sea a tipo fijo y aquellos que obtuvieran en su día una de tipo variable observarán un aumento en su cuota por culpa del euríbor, índice en el que se basa más del 80% de las hipotecas en España. Unas cuotas que ya han subido en gran cantidad de casos ante la previsión que habían realizad una gran cantidad de bancos en los últimos meses ante una más que posible subida en los tipos de interés.

Por lo general los bancos actualizan este tipo de hipotecas cada seis meses o cada dos años. Concretamente hace doce meses el euríbor se situaba en un -0,491%. A primeros de agosto, el euríbor ya se sitúa en un 0,921% según Reuters, rozando por momentos el 1%. Estas cifras, traducidas a unidades monetarias, arroja la cifra de incrementos en hasta el 10% de diferencia entre una cuota y otra en préstamos a 15 años. Y es que el euríbor es el tipo de interés al que las entidades financieras se prestan dinero entre sí, por lo que son este tipo de préstamos los que más rápido se actualizan y se puede observar sus efectos en el mercado.

Y es que cuanto mayor sea el importe de las hipotecas, mayor será el impacto de la subida del euríbor. Unas hipotecas en las que el cliente más que nunca se fijará en su costo.

El ahorro aumenta en valor

Para aquellas empresas que mantuviesen gran cantidad de dinero en reserva y tesorería y más aún para los particulares, observarán como sus depósitos tendrán más valor que nunca, hecho que también frenará en cierta manera el consumo y retirada de los bancos. Aunque la bajada en la solicitud de préstamos sea debido principalmente al encarecimiento de la deuda, hay que contar con esa gran cantidad que no llevará acabo grandes inversiones o desembolsos en los próximos años y que gran cantidad de inversiones serán realizadas en valores seguros como los bonos y la deuda pública, que ya han subido en el caso de los primeros 10 puntos en el último mes.

En el caso del bono español aún podría ser una gran opción a pesar de haberse vuelto a situar en valores de rentabilidad de Mayo, por debajo del 2%, aunque es bastante probable que este vuelva a crecer como llevaba haciendo desde principios de año.

En los próximos meses observaremos una guerra entre aquellas entidades bancarias que quieran ofrecer el mayor retorno posible en sus cuentas y depósitos a sus usuarios, en un intento de ganar el mayor número posible de clientes y de liquidez para poder afrontar el plazo de tiempo que dure esta última subida en los tipos de interés, teniendo en cuenta que la última estuvo vigente desde 2012 hasta 2016.

Y es que se estima que los españoles tienen hasta un billón de euros en sus depósitos, dinero que dejará de estar en circulación y que podría ser uno de los mayores salvavidas ante la pérdida de poder adquisitivo.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter