miércoles 07 • diciembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Telefónica España: “Ningún sector ha contribuido tanto al avance de la economía y el progreso como las telecomunicaciones” 

“Gracias al sector de las telecomunicaciones se ha producido la revolución tecnológica más profunda de la historia de la humanidad” 

“El papel del sector de las telecomunicaciones en la era de la super conectividad es decisivo” 

Con sede central en Madrid, Telefónica es una empresa multinacional de telecomunicaciones que se posiciona como la cuarta compañía europea de telecomunicaciones y la decimotercera a escala mundial. Fundada en 1924, con casi un siglo de trayectoria profesional, la entidad posee tres marcas principales para la comercialización de sus servicios y productos: Movistar para España e Hispanoamérica, Vivo para Brasil y O2 para la región de Europa. De hecho, Telefónica acaba de completar la migración de los clientes de Tuenti a O2. 

Siendo una de las mayores empresas de telecomunicaciones a nivel global por capitalización bursátil y número de clientes, hoy Telefónica está implantada en más de veinte países de Europa e Iberoamérica. Capital analiza junto a Telefónica España el panorama actual en el que se encuentra el sector de las telecomunicaciones en nuestro país, la evolución del mismo desde que apareció la Covid-19 hasta hoy, cómo nos afectará a los ciudadanos el despliegue del 5G y la reciente migración que se ha producido de los clientes de Tuenti a O2. 

¿Cómo analizan la evolución del sector de las telecomunicaciones desde la crisis sanitaria y qué impacto ha tenido en sus clientes? 

La pandemia supuso un momento en el se puso en valor la importancia del trabajo hecho tiempo atrás. Gracias a que las conexiones y las redes en España estaban muy evolucionadas, en gran medida gracias a la acción de Telefónica durante años, se pudo garantizar algo esencial durante esos meses tanto en el ámbito personal como profesional: la comunicación y la conectividad.  

Desde entonces Telefónica ha seguido trabajando como operadora en esta línea de reforzar y garantizar la conectividad con avances en su objetivo de cerrar el cobre y ampliar la fibra, además de continuar el despliegue de 5G en sus distintas bandas.  

Un desafío al que se enfrenta el sector es el desarrollo del despliegue del 5G, que va a permitir la conectividad de miles de millones de dispositivos y Internet de las cosas (IoT). ¿Cómo será nuestra vida a partir del 5G y cómo se está desarrollando este despliegue? 

El 5G está iniciando su camino y es el comienzo de sus capacidades. Poco a poco va a cambiar muchos aspectos de nuestra vida diaria. Es una nueva red móvil diseñada desde el principio para atender las necesidades específicas de la industria, de las Smart Cities y, en general, de la conectividad de altas capacidades. También destaca la capacidad de respuesta inmediata -menos de 5 milisegundos- y el gran número de dispositivos que se pueden conectar simultáneamente, pensado para atender a la gran demanda de “cosas” conectadas, el internet of things (IoT).  

Todo esto repercutirá en distintos ámbitos como el coche conectado, la sanidad, las ciudades conectadas e incluso en sectores como el turismo que contarán con el 5G como elemento dinamizador. 

telefonica 1

La red 5G es nueva. Hay que desplegar nueva cobertura radio y un núcleo nuevo de la red y hay que ampliar la capacidad de todas las conexiones internas de la red, lo que supone grandes inversiones. Es una red mucho más compleja que 4G ya que dispone de tres bandas de frecuencia con características muy diferentes, 700 MHz, 3,5 GHz y 26 GHz dedicadas respectivamente a la cobertura masiva y territorial, a la ampliación de capacidades en ciertos entornos y a las aplicaciones críticas y de mayor demanda de ancho de banda.  

El 5G se complementará además con tecnologías como el Edge computing, que consiste en acercar la nube a muchos puntos de la red para ofrecer mejores prestaciones a muchos servicios y aplicaciones. Asimismo, trae como novedad el Network Slicing que permite garantizar la calidad de servicio extremo a extremo ofreciendo distintas capacidades a los diferentes servicios demandados. Además, impulsa definitivamente los servicios de coche conectado y autónomo gracias a la consolidación del protocolo de conexiones vehiculares llamado V2X. 

Telefónica recientemente ha completado la migración de los clientes de Tuenti a O2. ¿Cómo ha sido el proceso y la principal razón de esta migración? 

Efectivamente con esta migración Telefónica España da un paso más dentro de su estrategia multimarca y refuerza su propuesta de valor de O2. Este proceso se inició en abril de 2022 con la decisión de unificar los clientes de Tuenti contrato en O2 y de prepago en Movistar. Esta estrategia comercial de racionalización de marcas busca consolidar a O2 como la mejor opción de comunicaciones dentro de su rango, con una propuesta de valor única de calidad, servicio y atención al cliente. 

El 90% de los clientes de Tuenti ha migrado su línea de contrato a O2 desde que en abril de este año se decidiera unificar Tuenti y O2. Los que han pasado a O2 tienen la calidad de red de fibra y móvil con Telefónica y, además, acceden al mismo servicio de atención diferencial que ofrece O2. 

“El 5G repercutirá en el coche conectado, la sanidad, las ciudades conectadas e incluso el turismo” 

¿Cómo describirían al sector de las telecomunicaciones en España? ¿Qué virtudes y mejoras tiene el sector? 

El sector de las telecomunicaciones es un sector de futuro en un tiempo en que se abre camino una verdadera revolución con la digitalización. De hecho, el papel del sector de las telecomunicaciones en la era de la super conectividad es decisivo. La conectividad digital constituye un factor clave para el desarrollo de la actividad económica, el aumento de la productividad y el impulso a la innovación y la sociedad. Además, las conexiones de calidad permiten optimizar procesos en la Industria y la Administración, así como facilitar las comunicaciones entre las personas.  

En definitiva, una buena conectividad, que abre la senda a la digitalización, es sinónimo de desarrollo social y económico. Como virtud principal destacar que gracias al sector de las telecomunicaciones se ha producido la revolución tecnológica más profunda de la historia de la humanidad. Ningún otro sector ha contribuido tanto al avance de la economía y el progreso social como las telecomunicaciones.  

Además, la aportación del sector también resulta determinante para crear un mundo más sostenible y eficiente que no olvide la dimensión humana y social. El nuevo mundo tecnológico y superconectado proporciona una magnífica oportunidad para el progreso del conjunto de la sociedad. 

Por otro lado, conseguir un país con el grado de conectividad actual y, especialmente, con el que se va a demandar en los próximos años, requiere de la colaboración y de la aportación de muchos agentes. En el plano de financiación de estas redes, el sector privado, los operadores de telecomunicación han sido quienes de forma mayoritaria han sufragado las ingentes inversiones necesarias para el despliegue de estas redes. En los últimos años la colaboración público-privada se ha sumado a esta iniciativa privada para complementar las inversiones necesarias y conseguir con ello llegar con la conectividad a zonas donde no era posible desde el punto de vista económico.  

Sin duda ambas vías de financiación, la de los operadores de telecomunicación y la colaboración público-privada, se deben mantener. Sin embargo, también parece evidente, al menos desde nuestro punto de vista, que es necesaria una contribución justa a la financiación de las redes de telecomunicación por aquellas empresas que hacen mayor uso de las mismas y que actualmente no participan de esta financiación. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter