Alexandr Chevtaev: “Todo lo que es NFT es una buena inversión”

    496
    NFT
    Anni Roenkae

    Según Alexandr Chevtaev, experto en blockchain y tecnologías de preservación de la privacidad, compran NFTs dos categorías de personas: quienes aman el contenido o quienes invierten en criptografía porque les gusta jugar con ella. Chevtaev defiende las ventajas del formato NFT basándose en el sentido de propiedad y singularidad del arte digital.

    “Todo lo que es NFT es una buena inversión”, afirma el experto. Aunque al principio costó entender el valor del criptoarte, tras el boom inicial llegaría la burbuja: todos empezaron a comprar como locos. Su previsión es que el mercado NFT se acabe centrando en la calidad del contenido; si es alta, el mercado se mantendrá. Pero como bien señala WillyRex, los NFTs cada vez serán capaces de más cosas. “Ahora, la industria está madurando”. Galerías de arte contemporáneo internacionales, grandes coleccionistas, importantes carteras… son muchos los actores que consideran ya entrar en el mercado.

    NTFs y otras criptoposibilidades

    El experto explica fácil la especulación en el universo bitcoin. Al tratarse de una divisa “verdaderamente descentralizada”, no hay ninguna empresa, no hay una sola parte que tome el control. Sería como la oferta y la demanda, “cuanto  más dinero entra, mayor es la capitalización”: así funcionan las criptomonedas, según Chevtaev.

    Desde su punto de vista, las generaciones más jóvenes y su desconfianza ante la banca o la política es crucial en esta alternativa mercantil. Por eso no tiene mucho sentido que personalidades como Elon Musk o Jeff Bezos usen su reputación para controlar este vaivén criptográfico mediante tuits y mecanismos del estilo. “Mucha gente en cripto odia este tipo de manipulación por su parte. Pero es lo que es”. Alexandr Chevtaev es consciente de estos claroscuros y hasta compara el panorama bitcoin, en sus albores, con un mercado negro que cada vez va siendo más reconocido. 

    La capitalización del bitcoin, al fin y al cabo, todavía no es lo suficientemente alta en comparación a las divisas de las economías nacionales. Pero cada día la blockchain evoluciona más y más. A diferencia del bitcoin, que es puramente una criptomoneda sin ningún caso de uso complejo, otras monedas como ethereum presentan tecnologías con diferentes usos potenciales. Por esta amalgama de posibilidades, precisamente, “el cripto comenzará a tener más sentido”, explica Chevtaev. En su opinión, es un cambio positivo no solo para España, sino para la economía global. La dinamización y las posibilidades que ofrece son su bastión.

    NFT - MATHEUS VIANA
    Matheus Viana – Criptoartista


    En el caso del NFT, el valor está determinado por el contenido. “Es técnicamente un registro muy fino en la red blockchain”, la trazabilidad que ya señalaba Arrés. Una de las tendencias que señala este profesor de blockchain es el asesoramiento por grandes marcas del mundo del arte en el contexto NFT. Si se quiere invertir en arte, ¿quién mejor que alguien que entienda para guiar el camino? La falta de huella profesional en este punto es la mayor carencia del sector, según Chevtaev.

    De hecho, no sabe si llegará a regularse el universo cripto a nivel internacional, pero cree que cada país actuará a su manera.  Por el momento, el experto resalta la curiosa aceptación de las criptomonedas en las economías occidentales. Ya hay regulación en la mayoría de países. Aunque, en su opinión, “está claro lo que está prohibido y lo que no”, harán falta dos o tres años más para atar todos los cabos. “En España, la regulación fiscal sobre el cripto dice que antes de que lo hayas convertido en moneda fiduciaria, no lo reconocen”. La gente que tenía cripto no tenía que informar a las autoridades, tenían un activo financiero y una forma divertida de gastarlo. Ahora todo apunta a que los bienes digitales habrán de ser declarados.

    Esta aceptación general por parte de los actores industriales -empresas, especialmente- es lo que más preocupa a su alumnado. Es una de las trabas que ha ralentizado todo, aunque Chevtaev considera que la situación se revertirá en la próxima década. La adopción de la tecnología, la prueba y el impulso son los grandes retos, “pero está progresando, así que soy bastante positivo frente a la industria”.