viernes 24 • junio 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Estos son los magnates rusos más afectados por la guerra con Ucrania

Los multimillonarios más cercanos al régimen de Putin sobre los que recaen las sanciones de Occidente por su influencia en materia económica y política

Desde que comenzara la invasión de Ucrania, el pasado 24 de febrero, varias figuras han surgido y acaparado el foco mediático por su relevancia en el conflicto armado, debido a la estrecha relación que mantienen con el presidente ruso, Vladimir Putin. Estamos hablando de los magnates rusos, también denominados oligarcas, un selecto grupo de multimillonarios pertenecientes al círculo más cercano de Putin y cuyo peso en materia económica y política es notorio.

Precisamente, con la batería de sanciones que no cesan por parte de Estados Unidos, la Unión Europea y Reino Unido, se busca no solo aislar a Moscú del resto del mundo y provocar el colapso en la economía del país con la exclusión de los bancos rusos del Swift y la paralización de los fondos del Banco Central de Rusia, sino también presionar a esta élite rusa viendo peligrar sus fortunas y su forma de vida para que utilice su influencia con el fin de frenar la ofensiva contra Ucrania.

Y es que, las penas impuestas por Occidente suponen la congelación de los activos de estos oligarcas sin que puedan vender ni sacar beneficios de ellos, así como cortar sus operaciones en el exterior, es decir, la prohibición de realizar acciones en los mercados occidentales y bloquear sus procesos de ciudadanía. Sin olvidar, por supuesto, las alternativas que se están buscando a la dependencia del gas ruso y la gran prohibición que se está fraguando en cuanto a las inversiones en el sector energético. Sin duda, otro gran varapalo tanto para el Kremlin como para alguno de estos oligarcas presidentes de los gigantes petroleros de este país.

Descubrir la identidad de estos magnates se está convirtiendo en una de las cuestiones más planteadas durante estas últimas semanas. Equipos deportivos, negocios petroleros y metalúrgicos, así como medios de comunicación y redes, son algunas de las inversiones de estos multimillonarios que constituyen, según la Unión Europea, una fuente directa de ingresos para el Kremlin con la que financiar esta intervención militar.

¿Qué es un oligarca ruso?

Hablamos ahora del concepto y de por qué estos empresarios son mucho más que simples multimillonarios. Así el término oligarca, procedente del concepto de oligarquía, viene de “oligos” (pocos) y “archein” (gobierno), una palabra que se ha asociado siempre a Rusia y que se basa en un sistema de gobierno de unos pocos, es decir, un gobierno en el que el poder recae en manos de algunos miembros de la clase social privilegiada. Por lo tanto, estos oligarcas de los que hablamos, no son simples supermillonarios, sino personalidades vinculadas a sectores clave como la industria, la energía, las comunicaciones y las finanzas con poder en materia económica, social y política. Se trata de un reducido grupo de esa clase social privilegiada que ejerce una influencia política directa en las altas esferas del Estado.

Los primeros oligarcas rusos se fraguaron tras la caída del muro de Berlín y la disolución de la antigua URSS, consolidando su fortuna y poder durante el mandato de Boris Yeltsin, quien, precisamente, fue reelegido gracias al apoyo político y económico de estos magnates. Por lo que, durante la década de los 90, con la caída del comunismo y antes de la llegada de Putin a la presidencia, Rusia pasó a ser un sistema capitalista con una gran oleada de privatizaciones de empresas estatales, lo que aprovecharon muchos de estos empresarios muy bien relacionados, gracias a sus conexiones políticas con las altas esferas del gobierno, para hacer negocio con ellas y crear así grandes imperios vinculados con sectores clave del comercio como industria o energía.

De esta manera, los empresarios afines al Gobierno pudieron apropiarse de grandes porciones de la industria rusa, convirtiéndose así en dueños de las principales petroleras, medios de comunicación o fábricas metalúrgicas del país. Esto continuó hasta el ascenso de Putin al poder tras la dimisión de su predecesor Boris Yeltsin. A partir de ahí, la situación de los oligarcas fue simple: los que se mantuvieron en la misma línea de apoyo económico y político conservaron e incluso ampliaron tanto su éxito como su fortuna, mientras que los que se opusieron vieron como se les despojaba de su fortuna y se les confiscaban todos sus bienes, llegando a acabar encerrados en prisión. Uno de los casos más sonados es el de Mijaíl Jodorkovski, que pasó de ser el hombre más rico de Rusia a acabar en prisión y vivir exiliado en Londres desde el 2015.

screenshot www.europapress.es 2022.03.23 18 30 42
Roman Abramovich, dueño del Chelsea FC / EUROPA PRESS

¿Quiénes son estos oligarcas? Lista de los más influyentes

Alexéi Mordashov: Según varios medios internacionales es considerado como el hombre más rico de Rusia con una fortuna estimada de más de 25.000 millones de euros. Entre sus actividades destaca su participación como accionista de referencia del operador turístico global TUI, presente también en España, al que renunció tras ser incluido en la lista negra de Bruselas. Accionista mayoritario de la empresa siderúrgica Severstal y poseedor, también, de acciones de la empresa minera de oro privada NordGold es uno de los magnates rusos con mayor poder económico del país.

Crítico, al menos ante la opinión pública, sobre la invasión de Ucrania, no se ha librado de las sanciones impuestas por Occidente, ya que a través de la empresa de inversión privada de la que es presidente, Severgroup, es accionista del Banco Rossiya, considerado como la banca personal de los altos funcionarios rusos y que, desde la invasión de Crimea, no ha parado de expandirse abriendo sucursales por todo este territorio.

Roman Abramovich: Uno de los magnates rusos más conocidos en todo el mundo por ser el propietario del equipo de fútbol de la Premier inglesa Chelsea FC. Precisamente, unos días atrás se hacía pública la noticia sobre sus intenciones de vender el club debido a las sanciones impuestas por el Reino Unido, con las cuáles se le permite al club seguir compitiendo, pero con el congelamiento de sus activos y las prohibiciones de viajar.

En cuanto a él, se le prohibide residir en el Reino Unido ni tampoco se le concede la nacionalidad británica. Pero sus negocios no se centran solo en el mundo del fútbol, ya que la mayor parte de su fortuna proviene del petróleo gracias a la adquisición y la posterior venta de la empresa Sibneft por un valor de casi 12.000 millones de euros. Asimismo, por sus negocios actuales en el sector metalúrgico como propietario de la empresa Evraz del sector minero. Se le estima una fortuna actual de más de 11.000 millones de euros.

Nikolay Tokarev: Sancionado por su estrecha relación con Putin, es amigo personal del mandatario desde los años 80 cuando trabajaron juntos en la KGB. Tokarev era oficial de la KGB en Dresde cuando conoció al presidente y lo acogió bajo su protección. Actualmente, es el CEO de Transneft, uno de los principales productores de gas y petróleo del país que transporta mediante una importante red de oleoductos. Este oligarca amasó gran parte de su fortuna con la llegada de Putin a la presidencia asumiendo el control de cantidad de bienes estatales en los años 2000, a la par que Putin afianzaba su poder. Como amigo y confidente personal del líder ruso, los negocios de Tokarev se han visto limitados por Occidente, incluso Estados Unidos ha ido mucho más allá extendiendo el bloqueo a su mujer y su hija.

Igor Sechin: Otro de los magnates cercanos a Putin e, incluso, considerado mano derecha del presidente, así como asesor de mayor confianza y amigo personal. Director ejecutivo de la segunda mayor petrolera estatal de Rusia y uno de los mayores productores de crudo del mundo, Rosneft es la joya de corona de Sechin y su mayor fuente de ingresos. Según fuentes de la Unión Europea, se encuentra entre las personas que reciben beneficios económicos a cambio de apoyo y lealtad, lo que le llevó a Sechin a conseguir el control y la dirección de Rosneft.

Mikhail Fridman: Entre sus negocios más destacados se encuentra la cadena de supermercados Dia de referencia en nuestro país. Cofundador de Letterone, grupo de inversión propietario de la compañía de supermercados española, es también uno de los principales accionistas de Alfa Group que cuenta entre sus activos con AlfaBank, el banco privado más grande de Rusia, el cual ha cosechado importantes lazos con la administración de Vladimir Putin y está considerado como uno de los principales financieros de Rusia.

Tan estrecha se considera su relación con el círculo más próximo al mandatario, que se sabe que la hija mayor de Putin dirigió un proyecto benéfico financiado por esta entidad. A pesar de las sanciones impuestas, Fridman, ucraniano de nacimiento, ha mostrado su rechazo al conflicto actual e incluso desde la compañía de supermercados Dia se ha anunciado que estudian fórmulas para ayudar al pueblo ucraniano. Según medios internacionales la fortuna de Fridman está valorada en más de 13.000 millones de euros.

Alisher Usmanov: Propietario de un imperio empresarial con diferentes activos en sectores como el hierro, el acero, los minerales o, incluso, medios y redes de comunicación e internet, es considerado otro de los magnates afines al régimen y uno de los empresarios-funcionarios del Kremlin, responsable del movimiento de los flujos financieros. Estrecho colaborador de Putin, Usmanov cuenta entre sus activos empresas tan relevantes como el gigante del acero Metalloinvest y, hasta hace un par de años, acciones de referencia del Arsenal, club de fútbol londinense y uno de los equipos más importantes de la Premier League inglesa.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter