sábado 25 • junio 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Sin enfermería, el Sistema Nacional de Salud no funciona 

“El sistema sanitario ha pasado de un modelo basado en curar a otro basado en cuidar, España necesita más enfermeros y enfermeras” 

Sin enfermería, el Sistema Nacional de Salud no funciona

El Sistema Nacional de Salud se encuentra, después de dos años durísimos de pandemia, herido de gravedad. La llegada de la Covid-19 golpeó enormemente a una Sanidad ya de por sí maltratada y menospreciada durante décadas. Ahora, con la vuelta, poco a poco, a la antigua normalidad, vemos que este menosprecio sigue latente y que las Administraciones olvidan de nuevo todo el trabajo realizado por los profesionales sanitarios durante estos momentos.

Las más de 325.000 enfermeras y enfermeros de España vemos con estupor cómo los aplausos de las ocho de la tarde se han convertido ahora en despidos masivos de los contratos que se hicieron para reforzar el sistema durante las olas más duras de la crisis.

Tenemos que ser conscientes de que este refuerzo que llegó durante la pandemia no debe ser algo puntual. La contratación de enfermeras es una necesidad imperiosa para que el sistema funcione. En la actualidad, España necesita más de 120.000 enfermeras para igualar las ratios europeas. Estamos a la cola de nuestros vecinos con 6,1 profesionales por cada 1.000 habitantes frente a los 8,6 de media que tiene la Unión Europea. De hecho, nos encontramos al nivel de países como Letonia, Chipre o Grecia, muy alejados de nuestro entorno socioeconómico.

florentinoperez raya 11

Esta situación es insostenible y genera una sobrecarga asistencial que se vive como algo normalizado en el día a día, cuando se trata de algo que debería ser excepcional. Y pone en peligro la seguridad tanto de los pacientes que reciben la atención, como de las propias enfermeras que tienen que multiplicar sus capacidades de forma diaria.

Está demostrado que los cuidados enfermeros son imprescindibles en nuestro sistema actual, en el que se ha pasado de un modelo centrado en el curar a un modelo sanitario basado en el cuidar. Existen numerosos estudios que revelan que ampliar por ley la presencia de enfermeras reduce la mortalidad hospitalaria.

Además de reivindicar el papel de las enfermeras, es importante que los políticos y la sociedad sepan que no vamos a cesar en conseguir que la Administración reconozca el nivel A1 en la sanidad pública. Resulta inaceptable que con un título de grado como el de Enfermería no tengamos el mismo nivel que el resto de las titulaciones de Grado.

Está más que claro que existen intereses corporativistas en que sigamos perteneciendo al grupo A2 para mantener un techo de cristal que nos impida crecer como gestores y acceder a puestos de máxima responsabilidad para los que estamos sobradamente preparados y preparadas.

También para nosotros es fundamental que se apueste de forma clara por las especialidades. Después de 17 años, su desarrollo continúa estando a años luz de las necesidades asistenciales de los pacientes y de nuestra profesión. No se apuesta por las especialidades porque a las Administraciones les interesa un modelo de enfermería generalista, que resulta más barato y resta complejidad a la organización del sistema. ¿Para qué se forman cada año a más de 1.000 especialistas en enfermería, si luego no se les permite trabajar al nivel de esta formación como tales especialistas?

En España, el gasto sanitario representa un porcentaje de nuestro Producto Interior Bruto (PIB) que está por debajo de la media de la UE, que tiene un 9,5% de gasto sanitario respecto a PIB. El gasto público en sanidad en 2021 alcanzó apenas el 6,6% del PIB.

Además, hay que añadir que, ya con esta situación de escasa inversión, el gasto sanitario destinado a la atención primaria de salud, que es el primer nivel de atención, es muy inferior a lo que destinan países de la UE con una sanidad muy avanzada, como Reino Unido, Francia o Italia, que destinan entre un 20 y un 25% a la atención primaria del gasto sanitario total, mientras que en España no llega al 14%.

Si algo nos ha enseñado la pandemia es la importancia de la salud y que esta es imposible sin una sanidad fuerte y reforzada.

Por Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter