viernes 02 • diciembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Las criptomonedas pierden el 50% de su capitalización en 2022

La reciente crisis en las stablecoins y la más que cercana regulación del mercado rebaja el valor de las criptomonedas

El mercado de las criptomonedas se encuentra en una de sus mayores crisis en los últimos años. Desde noviembre de 2021 y comienzos de 2022, es un mercado que ha cotizado a la baja de manera continuada. Llegó a tener casi una capitalización de 3 billones de dólares y en la actualidad ha llegado a estar por debajo del billón. Unas cifras preocupantes, en un mercado en el que las últimas crisis de proyecto de blockchain como Terra (Luna) y la caída de la empresa de préstamos de criptomonedas Celsius Network, han agitado de manera irrefutable al universo cripto.

Es por ello por lo que gran cantidad de inversores comienzan a dudar de la estabilidad de este nuevo mercado y su fiabilidad de cara a los próximos años como inversión estable y segura, y cómo no, también prolífica. La actuación de los inversores también queda en entredicho, en un momento en el que tanto las bancas centrales como los gobiernos siguen de cerca al mercado cripto.

Para resolver todas estas cuestiones, Capital ha podido contar con Alberto Muñoz Cabanes, director del curso de Experto en Criptomonedas y DeFi de la UNED, titulación para aquellos que busquen especializarse en este sector económico y tecnológico.

Las stablecoins en duda

Las stablecoins son un nuevo tipo de criptomonedas, concretamente tokens que están asociados al valor de una moneda “fiat” (como el dólar o el euro), a bienes materiales como el oro o los inmuebles o a otra criptomoneda.

“Las stablecoins que triunfarán son aquellas que sean capaces de demostrar de forma frecuente que disponen de los saldos en dólares que respaldan a la emisión de la divisa o que estén sobrecolateralizadas”, explicaba Muñoz. Y es que la crisis del colapso de Terra, plataforma que perdió la paridad con el dólar tras caer el respaldo de su algoritmo, ha pasado factura en este tipo de divisas.

Tras la crisis de Terra, el mercado ha sufrido un reajuste en el tipo de divisas que son las que más capitalización están obteniendo en los últimos meses. Monedas como Tether, la stablecoin con mayor capitalización del mercado de criptomonedas, que en los últimos tres meses ha llegado a perder aproximadamente de 20.000 millones de dólares en favor de monedas más seguras como USD Coin. Una situación que, según Muñoz, “demuestra que el mercado después de lo de Terra ha cambiado completamente la percepción del riesgo y ha de redirigir el capital a stablecoins más fiables”.

Este tipo de divisas sirven a muchas empresas relacionadas con el préstamo de criptomonedas o que ejercen como marketplace o empresas de intercambio, como valor seguro de sus transacciones y son utilizadas frecuentemente debido a la alta estabilidad en su valor. Sin embargo, tras la caída de Celsius Network, el temor alrededor de este tipo de tokens creció de manera desproporcionada.

El profesor Muñoz, al ser preguntado por esta cuestión, transmitía un mensaje de calma asegurando que “una cosa es que colapse Celsius y otra son los USD Coins depositados. Es decir, igual que una persona puede dejar de pagar un préstamo, el dinero sigue existiendo, o si un banco tiene una pérdida en euros, no significa que el euro vaya a desaparecer“.

Seguro que a pesar de esta explicación, gran cantidad de inversores tienen en mente el caso de Terra, en el que tanto su stablecoin como su token Luna se vieron afectados por una caída de este último. Y es que el sistema automático de retroalimentación de entre USD Terra y Luna, conocido como el famoso algoritmo creado por el desarrollador de la empresa Do Kwon, cayó de manera estrepitosa. Según Muñoz, “esto arrastró a todo el ecosistema en el momento que colapsó Luna y es que no había respaldo ni sostén. En el momento que las monedas no valen lo que tiene que valer, automáticamente colapsa todo“.

Este tipo de stablecoin algorítmica era uno de los más demandados por su inversores, ya que hubo momentos en el que los rendimientos financieros llegaron a cifras del 20%, ganancias muy difíciles de ver en inversiones estables o seguras. Sin embargo, tras la caída de Terra, para una gran cantidad de inversores, ya no volverá a ser un tipo de moneda segura. “Creo que después de esta experiencia, cualquier proyecto de stablecoin algorítmica no va a funcionar“, sentencia Muñoz.

La transparencia en las criptomonedas

En un momento en el que las cuentas de los inversores no concuerdan del todo con las que están realizando algunas empresas de criptomonedas o hay dudas en los avales que dan estas mismas para garantizar el valor de sus divisas, la transparencia de todos estos negocios se antoja crucial, ya no solo para las agrupaciones, sino para el mercado en general de blockchain. Es por ello, por lo que en estos momentos la transparencia puede ser vital para este tipo de empresas.

“Todo este ecosistema basa la privacidad y por la transparencia. Es fundamental que todas estas compañías pudiesen mostrar una total transparencia y pudieran ser auditadas o controladas de alguna forma para evitar casos como el de la española 2gether”, explica Muñoz sobre qué deberían de hacer aquellas empresas que quieran seguir teniendo éxito entre los inversores del mercado cripto.

Tras las últimas informaciones acerca de la posible liquidación de 2gether de todas sus criptomonedas con sus clientes tras la ruptura del acuerdo salvavidas con Bit2Me, el miedo vuelve a inundar a los inversores en una situación delicada cuanto menos para aquellos usuarios que contasen con inversiones en la plataforma. Una cantidad de usuarios que se cifró en 100.000 según la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin). “Fenómenos como este dan miedo. Al final uno se pregunta que es lo que está pasando aquí ante la posibilidad de llegar a perder todo mi dinero“, admite Muñoz.

El inversor cripto

En un mercado tan reciente y complejo como puede ser el de blockchain y las criptomonedas, es de cierta lógica poder pensar que se pueden encontrar inversores desinformados o que no tienen los conocimientos necesarios para poder en un mercado diferente a los de inversiones más convencionales y de menor riesgo debido a su largo recorrido. “En el primer gran ascenso de 2016 y 2017 de Bitcoin y las criptomonedas, había mucho inversor amateur y poco profesional. Sin embargo, en esta última gran subida del mercado, se ha introducido una gran cantidad de inversor institucional“, explica Muñoz.

Y es que el primer tipo de inversor comentado durante una importa duración de tiempo ha sido expuesto como uno de los principales causantes de un gran cantidad de las crisis actuales de diferentes criptomonedas y de empresas relacionadas con este mercado. “Hay una parte del mercado que encaja en el perfil de inversor poco profesional, que entra fácilmente en pánico y genera salidas de capitales, pero ya no son la mayoría“, termina por añadir Muñoz acerca de uno de los temas que más controversia genera entre los inversores.

Los bancos en contra

Desde el Banco Central Europeo (BCE) al Banco de España. Todos ellos han llegado ha realizar declaraciones en contra, desde los primeros con Fabio Panetta, miembro del Comité Ejecutivo, asegurando que el bitcoin y las criptomonedas “están creando un nuevo salvaje Oeste” a el segundo que su informe de primavera clasificaba las inversiones en criptomonedas como “un riesgo creciente” y que los españoles han realizado operaciones por valor de 60.000 millones de euros en estos activos.

“Es lógico que los bancos centrales perciban como un competidor a las criptomonedas“, trata de aclarar Muñoz sobre el posicionamiento en contra realizado por parte de los bancos.

“Los bancos tienen mucho interés en ignorar a las criptomonedas, en amplificar las noticias negativas y sacar su propia versión de dinero digital fiat“, remarca el profesor Muñoz acerca del marco de actuación que están llevando las entidades bancarias. Y es que se prevé que para 2023 Estados Unidos ya podría gozar de un billete verde –en este caso digital– que se habría visto acelerado por el auge observado en meses atrás del mercado cripto.

Regulación del sector

La regulación de las criptomonedas podría provocar la mayor crisis aún por llegar en un sector aún joven y probablemente no preparado para una regulación que disminuiría de manera evidente su calor y capitalización.

En España la regulación se realiza bajo materia de prevención de blanqueo de capitales y de lucha contra el fraude fiscal a través de un Real Decreto de 2021 que obliga a las empresas a la identificación de clientes, registro de operadores de criptomonedas en el Banco de España y la presentación del modelo 729 en la declaración de la Renta sobre los Bienes y Derechos en el extranjero. Esta última lleva tiempo buscando ser reformada y ampliada para que pueda llegar a ser aún más amplia y restrictiva.

“Al final, los bancos centrales y reguladores acabarán poniendo un poco de orden para que no sucedan acciones como salto de controles de capitales y otro tipo de actividades”, vaticina Muñoz al ser preguntado por caso como el de 2gehter dónde se han podido observar “corralitos” o bloqueo de operaciones y dónde en países extranjeros se puede observar el salto de controles de capitales.

“Al momento de realizar este tipo de acciones, implícitamente están asumiendo que es una realidad porque se está regulando”, añade en referencia a las instituciones que amenazan cada mes con añadir mas restricciones y regulaciones. Y es que en los últimos meses hemos visto a Chirstine Lagarde y a otros representantes de los mayores bancos centrales del mundo realizar una gran cantidad de declaraciones en esta línea alineándose con gran cantidad de instituciones financieras.

“En el momento en el que el sistema actual incluye, absorbe y regula las criptomonedas introduciendo estas normas, se rompe la filosofía digital“. Una filosofía que, como explica el propio profesor, dista de la de en su día el creador de Bitcoin, Satoshi Nakamoto, que ” crea la criptomoneda con una intención de preservar el anonimato y no revelar información a gobiernos y empresas”.

“Si estos controles se aplican, los usuarios se empezarán a pasar a exchanges descentralizados, ya que a estos protocolos no se les puede regular“, termina por declarar el profesor Muñoz acerca de qué podría suceder en caso de que las criptomonedas reguladas no fueran de interés para una gran cantidad de inversores que valoren de manera importante su privacidad.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter