viernes 19 • agosto 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Packaging: Cuando la belleza no solo está en el interior

La Caja Roja de Nestlé, la botella de Coca-Cola o el envoltorio de Chupachups (diseñado por Salvador Dalí)… son algunos ejemplos claros de cómo el packaging ya es una extensión más del producto. Atrás quedan las cajas de cartón con lazo, el papel de regalo o simplemente la bolsa de la tienda. La competencia en los escaparates es cada vez es mayor y en esta selva no gana el más fuerte, si no el más original.  

Estos son algunos de los ejemplos más sonados, pero cada vez son más las marcas que se suman al diseño original en su packaging teniendo en España algunos grandes ejemplos. 

Phantom, el primer perfume ‘inteligente’ 

El mercado de los perfumes y colonias siempre ha sido uno de los más adelantados en diseño de packaging con frascos de cristal y composiciones variadas que ya son icónicos (Chanel nº5) o diseños innovadores que revolucionan el diseño cada temporada. Este año, la emblemática firma de Paco Rabanne ha dado un salto al futuro presentando el primer perfume con inteligencia artificial incorporada. 

La firma del diseñador guipuzcoano siempre se ha caracterizado por dotar de un aire “galáctico” a sus prendas, marcados por la innovación tecnológica en sus tejidos e incorporando elementos inesperados para el sector como el metal. Un elemento palpable en múltiples diseños de la maca como su perfume 1 Million (cuyo packaging es un lingote de oro) o Invictus (con una botella en forma de copa). 

Phantom, supone su nueva revolución siendo la nueva imagen de la seducción del futuro. Este perfume elaborado con formula vegana a base de ingredientes naturales y ecológicos se encuentra protegido en una botella sin precedentes: un robot inteligente. Rabanne presenta un androide de color gris metalizado y diseño futurista cuyo mayor secreto está en el interior. Esta pieza supone la materialización física de la unión entre la artesanía de lujo y la nueva tecnología. Mientras que en el cuerpo de este robot se alberga la fragancia, la cabeza de este ser dispone de un chip que permite activar el perfume desde el teléfono móvil. Un regalo “del futuro” para estas navidades. 

Mr Weebs, cuestión de “Weebs” 

mr webs

Esta joven empresa leonesa intenta dar un cambio en los parámetros de la moda masculina situando al calzoncillo como una pieza más de diferenciación. Mientras que tradicionalmente las prendas interiores se han limitado a diseños básicos en los que solo importaba la comodidad al quedar “camuflados” por el resto de la ropa, Mr Weebs sitúa a los calzoncillos como una pieza de diferenciación más en el armario. 

Un claro manifiesto por la originalidad que queda palpable en su carismático packaging: hueveras. Esta parca ha pensado que nada como unas hueveras para proteger las ‘joyas de la corona’.  Una presentación original y diferente para dotar a cada producto de una esencia rural que de un estilo único a los productos de la marca.  

Su reivindicativo “No son solo calzoncillos” pretende que la ropa interior deje de ser algo sin importancia en el armario para pasar a tener un rol protagonista en el look de cada persona. Hueveras, cajas de cartón ecológicas ¡e incluso paja!, conforman un packaging único y original a estos “rebeldes” calzoncillos. ¿Por qué quién dijo que no se puede marcar el estilo desde la primera capa? 

One More Babies, cuando el armario se convierte en puzzle 

Silvia y Olga, dos diseñadoras catalanas, decidieron ir más allá en el diseño de la ropa de bebes haciendo que sus prendas llevarán un regalo especial como inicio en la historia de cada pequeño. ¿Cómo? Dándole un toque especial a sus cajas. 

Cada prensa es empaquetada en cajas con diseños y colores especiales para los más pequeños, y con algo más. Estas cajas, disponen de cajones que convierten al packaging en un pequeño armario rompecabezas en el que encajar las piezas para poder guardar los tesoros de cada niño.  

La caja-puzzle supone la base y el principio de One More Babies. Un cocktail de utilidad, practicidad, valores y moda que hacen de esta marca un producto que sobrepasa a lo emocional. A los diseños de las prendas de ropa, se suman el curioso ratón, la dulce oveja, el mimoso oso y el valiente tigre como protectores de cada “caja de los tesoros”. 

Cada prenda es elaborada de manera manual empleando materiales de calidad bajo el sello de OEKO-TEX Standard 100. Prendas únicas y unisex que permiten dar a cada bebe un regalo único en el que el packaging pasa de ser un mero portador a una caja-puzzle de los tesoros. 

Vino Loco D.O Méntrida

Vino Loco, un packaging demente 

Al igual que ocurre en el mercado de los perfumes y colonias, el sector de los vinos siempre ha sido uno de los más originales dentro del marketing-packaging. Desde el diseño de las etiquetas y botellas, hasta las cajas protectoras, las diferentes bodegas llevan años buscando diseños rompedores que hagan lucir aún más sus vinos en cada vitrina.  

Uno de los mejores ejemplos lo encontramos en el vino Loco de las bodegas Canopy. Desde hacer una década,esta marca toledana se situaba en el punto de mira de todos por el “chiflado” diseño de su vino blanco Loco. Con la colaboración de la agencia madrileña Lola, las bodegas conferían un diseño perfecto para destacar las cualidades de su caldo: osado, potente y distinto. 

Cada botella se encuentra “encerrada” en una camisa de fuerza y una caja con laterales acolchados simulando un manicomio. El envoltorio “perfecto” para dar vida a este vino en su propio ambiente.  

Este caldo de garnacha blanca con Denominación de Origen Méntrida, marca la diferencia con su arriesgada propuesta de diseño y con tiradas limitadas de menos de 1.000 botellas por año. 

Un regalo demente que no deja indiferente a nadie con sus tres perturbadoras botellas envueltas en camisas de fuerza y encerradas en su propio manicomio particular. Un packaging propio de genios incomprendidos que dejan atrás la concepción tradicional de la etiqueta y las cajas de madera. Las bodegas Canopy apuestan por una renovación “insana” dentro del packaging del sector del vino, con el vino Loco como gran embajador del cambio, o Estéreo como último integrante del cambio. Un vino creado junto a las bodegas Attis y cuyo sello de diferenciación son las etiquetas 3D, y gafas de visión incluidas en el packaging (obra de la agencia creativa Entretanto). 

Toro, la elegancia minimalista 

De trabajar con las melenas de celebrities mundiales gracias a la fama ganada por su visión de la belleza natural, a lanzar su propia línea de cuidados capilares. El estilista barcelonés Victor Toro presentaba en 2020 Toro, su marca de tratamientos capilares.  

En esta nueva andadura profesional, Victor Toro hace una clara apuesta por los elementos naturales (todos sus productos son veganos) y el arte, en un packaging minimalista inspirado en la combinación perfecta entre naturaleza, arte y belleza. La línea Toro tiene una identidad visual minimalista con una gama de colores terrosos y tonalidades nude. Respondiendo a la convicción ecoresponsable de la marca, se apuesta por un packaging reciclable y sostenible, utilizando para su fabricación residuos vegetales para la cartulina y tubos mono-materiales para el producto.  

Para diferenciar los diferentes productos que componen la colección, cada línea de productos utiliza un código numérico para las referencias y un color propio. Este diseño de la agencia Garrofe obtuvo el premio ARCAPACK 2021 al mejor packaging de productos de belleza y perfumería. 

TORO BY VICTOR TORO

Festina Profundo 6692, el reloj submarino 

Un diseño “antiguo” en comparación con el resto de los integrantes de este artículo, pero de gran importancia si se analiza el impacto publicitario que supuso. Estos relojes acuáticos de la marca española Festina que lanzó en 2013 revolucionaron el concepto del packaging en el mercado de los relojes siendo el primer reloj sumergible que se comercializó en agua. 

Un concepto brillante en el que el producto se presenta sumergido en agua en una bolsa hermética de plástico como “prueba visual” de la resistencia del mismo a condiciones de buceo. La bolsa únicamente lleva impreso el logo de la marca cediendo todo el protagonismo a un reloj “flotante” que no pasa desapercibido en las tiendas. 

Esta obra de la agencia alemana Scholz & Friends, supone la recreación gráfica de la expresión “como pez en el agua”; mostrando la resistencia del reloj deportivo en condiciones acuáticas. Un diseño pionero que marcó un antes y un después en el packaging del mercado. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter