martes 09 • agosto 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

El verano del “sí, quiero”: las bodas se disparan más de un 20% frente a 2019 

Casarse en España cuesta de media 20.500 euros, según datos de Bodas.net 

Castilla-La Mancha y Navarra, las comunidades en las que es más caro celebrar un enlace matrimonial 

Verano, la época de las vacaciones, los viajes, las temperaturas… Y, por supuesto, las bodas. Este año, el verano acumula casi todos los “sí quiero” que no se han podido celebrar desde 2020, más los nuevos compromisos que han surgido en estos años. El auge de los casamientos en esta época estival es indiscutible y rara es la persona que no asiste de invitado a una boda en los próximos meses. 

Eso sí, la organización de un evento de este calibre es compleja, laboriosa, duradera y costosa. El banquete, el recinto, la tarta, los invitados, el baile, el vestuario, las flores… La lista de cosas para tener en cuenta en una boda es larga, y más, cuando se concentran los nuevos enlaces con las aplazadas a este año. 

Bodas.net es un portal de bodas que ha colaborado en 40 millones de enlaces matrimoniales en todo el mundo y posee 20 millones de usuarios únicos, con sede central en Washington. La oficina internacional está ubicada en nuestro país, concretamente en Barcelona. Contribuyen en el proceso de planificar el “gran día” de la mano de miles de empresas y proveedores especializados en el sector. 

Capital conversa con Bodas.net sobre la gran cantidad de bodas que se celebrarán este año, los lugares más demandados para casarse y el precio que suponen y cuánto cuesta celebrar un matrimonio hoy. Además, abordamos la cuestión del número de divorcios y su relación con los enlaces en España. 

Verano 2022: la estación de las bodas 

El negocio de las bodas se fue a pique con la crisis sanitaria. Los enlaces organizados para el verano 2020 prácticamente se paralizaron, se retrasaron, o, directamente, se anularon. Solo en la región de Bizkaia se celebraron en aquel año 600 bodas menos que en 2019, según datos de Eustat. Sin embargo, parece que este desborde poco a poco vuelve a flote y se estima que el verano 2022 sea un nuevo “boom”. De hecho, la región vasca antes mencionada ha pasado de perder cientos de casamientos a, según el diario El Correo, encontrarse sin fechas para tanta demanda. 

El retraso de los enlaces que habían sido programados para 2020 y 2021 está reactivando el sector nupcial, que espera que este año sea de récord. Así lo revela Bodas.net a Capital: “Efectivamente, este verano veremos muchas más bodas. A partir del análisis de las fechas previstas por las parejas registradas en nuestra web, se percibe un incremento de más del 20% de bodas en 2022 respecto a 2019”. 

Desde Bodas.net relatan que este considerable aumento se debe a la cantidad de enlaces matrimoniales pospuestos por la pandemia, pero también a otros nuevos, como consecuencia de las pedidas de mano que se han producido a lo largo de estos últimos años. De hecho, afirman que se han empezado a registrar bodas con bastante antelación. 

La temporada ha arrancado antes de lo normal. Mayo suele ser el mes que da el pistoletazo de salida a la temporada de bodas, pero este año se ha adelantado a marzo-abril”, expresan. Esto se debe, en parte, a la predicción de los compromisos nuevos producidos este año, que han hecho posible que todos los enlaces retrasados por la Covid-19 se celebren este verano, al ser el primero desde hace dos años sin restricciones de movilidad ni reunión.  

Eso sí, desde Bodas.net aseguran que lo que claramente se encuentran tras estos dos años es a gente con mucha alegría de celebrar. “Después de todo lo vivido, en muchas ocasiones, supone el primer encuentro entre la pareja, amigos y familiares y se están viviendo con más ganas que nunca. Y es que, después de dos años de pandemia, tanto las parejas, como los invitados y los profesionales, tienen muchas ganas de celebración”. 

En este sentido, Bodas.net comenta un cambio en la tendencia de las bodas, lo que antes era una celebración de un día, se está incluso extendiendo a varios, preboda-boda-postboda, lo que se conoce como los “weekend weddings”, que, obviamente, es más caro. 

Fotografia de Equalart via Bodas.net 2

¿Cuánto cuesta casarse? 

Se invierte de media en España un capital de 20.500 euros por boda, de acuerdo el “Libro Imprescindible de las Bodas” cedido por Bodas.net, oscila alrededor de 14.000€ y 23.300€ según renta baja o alta. El precio total de contratar un lugar que disponga de catering propio se registra en unos 12.500€ – 14.000€, esto en referencia únicamente al catering de boda. 

Normalmente, este es un precio de cubierto de boda que incluye el aperitivo, el banquete propiamente dicho y la barra libre en la mayoría de los casos. A esto habría que añadir unos 550 euros si se quiere contar con los foodtrucks y mesas de dulces, unos 200 euros para la tarta nupcial y unos 750 euros destinados a la música, además de casi 2.000 euros para el alquiler de una carpa. 

Estos números no contabilizan accesorios. El artículo de Bodas.net “Datos reales: cuánto cuesta una boda en España de media” detalla que las parejas gastaron de media unos 880 euros en el traje del novio, que ascienden a 1.080 euros con complementos. Una cifra barata se compara con el de la novia. 

El precio medio del vestido de la futura esposa se sitúa en unos 1.750 euros y sus accesorios en 400 euros. Peluquería y joyería rondarán los 1.000 euros. Contratar un fotógrafo profesional cuesta 1.500 euros de media, y un vídeo del encuentro, 950 euros. Y, por último, el ramo de la novia y la decoración floral, un gasto pequeño así a simple vista, pero que puede alcanzar los 600 euros. 

Los retrasos de la Covid-19 

Ante esta suma de dinero, entra una cuestión fundamental: el aplazamiento por el coronavirus, ¿ha incrementado estos precios? Bodas.net desvela a Capital que estas cifras no se han visto demasiado alteradas en las bodas que fueron aplazadas debido a la pandemia. 

“Por lo que respecta al incremento del coste de las bodas, de momento no nos constan incidencias importantes. Hay que tener en cuenta que las parejas que se casan en los próximos meses ya tienen todo cerrado, el tiempo de organización medio se sitúa en los 12 meses, también los precios. Es difícil que en las bodas de este año esto se vea reflejado. De cara al año que viene, como sucederá en otros sectores y ámbitos de nuestro día a día, puede que haya reajustes en los precios”.  

Por esta causa, entre otras, recomiendan, tanto a las parejas que van a contraer matrimonio como a los profesionales, llegar a acuerdos detallados donde se contemplen estas situaciones y así evitar sorpresas. En esta secuencia de gastos, hay un detonante que repercute directamente en el precio de un enlace: el lugar donde escoges la ceremonia. España es un país muy rico en diversidad de espacios, recintos y regiones, por lo que no todas tienen el mismo valor y la frecuencia con la que se casa la gente y la cantidad de enlaces en ellos no es igual. 

Dónde casarse y a qué precio 

Según una encuesta realizada por Bodas.net, web dedicada al sector nupcial y que forma parte del grupo internacional The Knot Worldwide, dentro de las parejas que están organizando ahora su boda, estas son las provincias en las que se celebrarán más enlaces: Madrid (14%); Barcelona (11%); Valencia (7%); Sevilla y Málaga (igualadas al 4%) y Alicante (3%).

Estos datos van en consonancia con el volumen de habitantes que tienen estas provincias, es decir, que está estrechamente relacionado con el número de habitantes. Además, el coste de una boda por Comunidad Autónoma varía.  

Castilla-La Mancha es la comunidad más cara en las que casarse con una media de 33.355 euros, seguida de Navarra, que registra 28.407 euros, y La Rioja, 26.858 euros, de acuerdo con el artículo de Bodas.net. Por el contrario, Canarias es la zona más barata donde elegir casarse, 12.825 euros, o sea, 20.000 euros menos que la región más cara. 

Andalucía, Baleares y Cataluña también registran un coste medio inferior a los 20.000 euros, pese a que Barcelona es de las capitales españolas más seleccionadas para contraer matrimonio. Sin embargo, rankings como el realizado por Flower Card indican que Mallorca es el tercer destino más escogido a nivel mundial para casarse entre los meses de abril y octubre. 

Fuera de España, en Estados Unidos la explosión de las bodas es todavía más fuerte. Los enlaces estadounidenses serán más grandes y más costosos este año. De acuerdo con un nuevo informe del espacio de planificación de bodas The Knot, se estima que en 2022 en Norteamérica se celebrarán hasta 2,6 millones de bodas, frente a los 2,2 millones de 2019, y que además superarán los 34.000 dólares que se gastaron de media en 2021, incluyendo la ceremonia, la recepción, el compromiso y los anillos de boda.

También es cierto que en este país se encuentra la ciudad por excelencia para organizar bodas: Las Vegas. Se calcula que cada año se celebran en Las Vegas más de 120.000 bodas, otro asunto es lo que dure el matrimonio orquestado allí. 

Fotografia de Carlos Rodriguez Fotografia via Bodas.net

¿Nos casamos menos? 

Los retrasos en los eventos se suman al hecho de que cada vez los españoles se divorcian más. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, en el año 1982 se divorciaron 20.000 parejas, mientras que en 2019 se separaron 90.000. ¿El número de divorcios tiene que ver con el de bodas? 

Bodas.net apunta que el factor demográfico, concretamente la caída de la natalidad, puede estar repercutiendo en el descenso de los enlaces. “Este factor lo que hace es envejecer a la población y, como consecuencia, puede reducir el potencial de las parejas que están en edad para dar el ‘sí, quiero’”, aclaran.  

Según el Libro de Bodas.net, la edad media para casarse en España se sitúa en los 34 años.  Es más, Bodas.net incide en que, si nos fijamos en el dato de la nupcialidad actual que aparece en el INE para las edades comprendidas entre los 25 y los 39 años, la realidad es que, entre esa franja, se mantiene desde los últimos 20 años, y en el único momento que descendió fue en la crisis de 2008, para posteriormente subir. En lo que sí insisten es en que hoy las parejas se casan diferente

“Actualmente no hay una imposición social para casarse, como sucedía en otras épocas” 

Actualmente no existe una imposición social, como quizás hace décadas. Hoy en día, son otros factores los que les motivan a pasar por el altar. El principal motivo es dar un paso más en su historia de amor, un 71%, pero también hay otras como formalizar la relación por los hijos, tener hijos pronto, temas burocráticos o celebrar el amor junto a sus amigos y familiares”, resaltan. En definitiva, el negocio nupcial de momento no parece que vaya a entrar en quiebra, ni de lejos. El verano 2022 será, sin duda, el verano del ‘sí quiero’. 

Fotografías: Carlos Rodríguez, Equalart, Juan Llavio y Visualy Studio 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter