martes 17 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

La evolución del sector retail: ¿cómo se ha transformado y hacia dónde va?

El sector retail se ha visto fuertemente transformado tras la pandemia, y su futuro se presenta inequívocamente unido a su capacidad de flexibilidad

La pandemia ha transformado la industria minorista (sector retail), obligando al cierre de tiendas físicas y generando una incertidumbre patente sobre el futuro de la experiencia en tienda. El escenario previo a la Covid-19 ya vislumbraba un mercado basado en la transformación digital y enfocado a tres grandes pilares:

1. la omnicanalidad y reconducir el negocio a la plataforma e-commerce,

2. la exigencia de inmediatez del comportamiento del consumidor

3. los nuevos avances tecnológicos, como el big data , que hacen posible este tipo de estrategias de personalización.

Según garantizan desde Cobas Asset Management de Madrid, gestora de fondos de inversión basada en la filosofía value investing, “estos cambios han provocado la necesidad de atender eficazmente a los clientes a través de otros canales”.

Para todos aquellos dedicados a la venta al por menor, redefinir las estrategias de negocio es fundamental para afrontar los nuevos retos del mercado: “Las empresas que han podido reinventarse rápidamente, transformando su enfoque multicanal para crear una experiencia de cliente distintiva, se han recuperado más rápidamente de la crisis provocada tras la Covid-19″.

Consumo Básico vs Consumo Discrecional o Cíclico

¿Cómo se puede hacer frente, por tanto, a la crisis real que ha propiciado el coronavirus en el sector retail? Nos enfrentamos ante una nueva manera de entender el consumo más adaptado a una experiencia personalizada del cliente.

Es importante recalcar la diferencia existente entre las dos categorías que principalmente forman el sector de consumo: el Consumo Básico y el Consumo Discrecional o Cíclico.

Los expertos mencionados avalan que las firmas de consumo básico se dedican a la venta de productos que los consumidores no pueden, o no quieren, eliminar de su presupuesto en ningún caso, como pueden ser alimentos, bebidas o productos de higiene.

“Desde el punto de vista de los inversores, hablamos de un sector defensivo en tiempos de recesión, dada la menor elasticidad que presenta a las condiciones económicas del momento“, advierten desde Cobas Asset Management. Y detallan que, generalmente, nos referimos a empresas maduras, con crecimiento lento, dividendos elevados y baja volatilidad, más susceptibles a sufrir en entornos de interés al alza. Algunos ejemplos conocidos son Procter & Gamble, Coca-Cola o Johnson&Johnson.

pexels cottonbro 5053766

Por otro lado, nos explican que encontramos firmas de consumo discrecional o cíclico. Es decir, “aquellas que producen bienes o servicios que, a pesar de ser deseables, no son esenciales para el consumidor”.

En definitiva, hablamos de negocios que presentan una mayor relación con el ciclo económico, por lo que las podemos considerar como un indicador de la situación financiera futura del país.

“Los tipos de interés tienen un impacto relevante en este tipo de negocios. Cuando se inicia una fase de subida de tipos, generalmente la situación económica es positiva, por lo que la confianza de los consumidores repercute positivamente en la evolución de este tipo de empresas”.

La pandemia transforma los comportamientos de los clientes, afectando a la mayoría de manera permanente.

Como consecuencia de la pandemia, el sector retail se ha visto obligado a redefinir su modelo de negocio y el proceso de implementación de dichas estrategias. Por eso, es importante analizar las tendencias del mercado actual y su comportamiento, teniendo en cuenta varios puntos:

1. La transformación digital y el posicionamiento online. Este escenario ha supuesto el mayor reto para este sector y parte de la creación de nuevos puntos de venta que den soporte al cliente a través de una estrategia multicanal. Todo esto supone una inversión adicional, no solo de plataformas, sino que también debe ir acompañada de un nuevo plan de marketing que optimice la captación de clientes potenciales en el universo online.

2. Adaptación al comportamiento del usuario (efecto ´Wow´). Nos encontramos ante un mercado saturado con una amplia oferta que ha potenciado un nuevo comportamiento del usuario. Como consecuencia ha obligado a las empresas a generar una urgencia de compra que se ha visto fomentada por el efecto ´WOW´ (un impacto memorable sobre el consumidor que se basa en dos factores: la necesidad de inmediatez junto con una optimización de la comunicación).

3. Nuevas tecnologías. Este paradigma sería impensable sin tener en cuenta el avance frenético de las nuevas tecnologías, como la analítica digital, que prometen una experiencia personalizada y una optimización de los recursos.

Como conclusión, la eficiencia de un negocio dependerá directamente de su flexibilidad para adaptarse a los retos del nuevo contexto pos-COVID del sector retail.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter