viernes 23 • septiembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Formarse o no en metaverso: una duda al alza con cada vez más adeptos 

Capital habla con los responsables de másteres relacionados con metaverso del IEBS School y de Metapro Academy para valorar las tendencias en las materias que serán claves para convertirse en un especialista de este entorno virtual 

La llegada de septiembre trae consigo la renovación propia al más puro estilo propósitos de año nuevo. Y es que, para mucha gente, este mes no es sino el arranque de un nuevo curso laboral, lectivo. Por eso, no son pocos los que aprovechan estos primeros compases para reciclar sus conocimientos en determinadas materias e introducirse en el mundo estudiantil, con independencia de la edad que se posea. El ámbito empresarial no es una excepción. Pero, ¿qué tipo de materias son las más valoradas en estos momentos? 

No hay más que echar un vistazo a los programas académicos de las escuelas de negocio para observar que hay un tema que, de un curso para otro, se ha impuesto como una clara opción, y cada vez arrastra más adeptos. Hablamos de metaverso y de todo lo que rodea a la web 3 y al universo de los NFTs.  

Así lo confirma el director académico del máster en blockchain, metaverso y NFTs del IEBS Digital School, Pascual Parada, quien revela en declaraciones a Capital que la idea de sumarse a este tipo de conocimientos vino derivada del propio interés del público y de sus potenciales estudiantes en estos nuevos conceptos. “Nosotros seguimos las tendencias de keywords de las redes sociales en todo momento. Estas son una muestra del interés creciente por un área de conocimiento y lo que hacemos es un seguimiento de esas palabras claves que se hacen tendencia y hacer un evento”, narra éste. Y así lo hicieron. Lo que no esperaban era la repercusión. 

“Tuvimos una audiencia que duplicaba lo que venían siendo las audiencias de otros eventos. Por eso, decidimos contactar con una serie de expertos de metaverso y a partir de ahí lanzar un posgrado, ya que la gente busca cada vez más este tipo de materias a fondo”, explica Parada, en similitud con Ángel Pardo, CEO de Metapro Academy, que vio también en estos conceptos una oportunidad de formación y docencia. 

“Nosotros siempre nos hemos movido en el mundo de la innovación, y hace dos años sabíamos que esto venía. Por eso, nos dimos cuenta de que no había ni talentos ni creativos con mucha idea y optamos por formarnos. Hicimos una formación a nivel internacional en estos ámbitos y descubrimos que había unas rentabilidades muy amplias, a la par que riesgos. De ahí que decidiéramos crear una academia con gente muy potente que ya vive de esto, que no son outsiders, sino insiders, y desarrollamos programas con el contenido que a nosotros nos hubiese gustado tener”, detalla el CEO de esta academia en la que se imparten tres tipos de másteres asociados a estas materias. 

Sin embargo, centrados en el propio sobre metaverso y Web3, Pardo desgrana qué tipo de competencias –que a él le hubiese gustado aprender– son las que considera necesarias a la hora de introducirse en este novedoso y complejo sector.  

“Lo primero es entender qué es la Web3 y para eso hacen falta una serie de conocimientos de internet y tecnología. También cómo la tecnología blockchain te permite incorporar una serie de funcionalidades, como el dinero programable, que hasta ahora no existía y cómo eso impacta en este mundo. La otra capa es la de la realidad virtual”, enumera el director de esta a academia independiente, quien considera que “con estas tres, hace que se genere un potencial de oportunidades como nunca hemos visto”. 

Desde el IEBS School, los conocimientos impartidos en este máster abarcan una postura más “inspiracional”, “pedagógica y que ayude a inspirar a los alumnos en los nuevos ecosistemas, ayudarles a dilucidar cuál es el futuro tras entender el presente”. Para ello “les explicamos criptos y NFTs como parte del modelo económico que vendrá. Luego otro concepto que es la Web3, sobre la que se construirá metaverso, una web más semántica donde el usuario es dueño de sus datos. Por último, también ayudamos a hacerles ver cómo se están organizando las unidades descentralizadas para un tema concreto”.

Para Parada, estas áreas son “la base mediante la que se forjará metaverso, siempre teniendo en cuenta que son un conjunto de tecnologías disponibles. Y, por último, hablamos de casos de uso, de qué se está haciendo ya y qué se puede llegar a hacer”. 

¿Un conocimiento efímero? 

La cuestión en este punto es hasta cuándo tienen vigencia este tipo de materias y a partir de cuándo se podrían considerar caducas en un entorno tan incipiente y evolucionable como es el del metaverso. Una realidad que en ambos casos confirman y entienden, y por la que sendas escuelas formativas tienen claro cómo poder llevarla a cabo para no quedarse atrás en el corto plazo.  

Para el director académico de IEBS School, “es un reto, porque la actualización del contenido es constante”. “Sabemos que el contenido que generamos diferirá y será distinto del que presentaremos en la segunda convocatoria, porque la tecnología habrá avanzado mucho”, afirma éste, quien, por su parte, entiende que “el tema no es enseñar una herramienta que será obsoleta en un año, sino dar al alumno todas las alternativas y enseñar a medir el impacto de esta herramienta y cómo poder aplicarla en las que existan dentro de unos años”.  

“El mundo dentro de metaverso es real, existe, y ahí vives y viviremos una experiencia” 

Pascual Parada (IBES School)

Por su parte, para el CEO de Metapro Academy hay una oportunidad a desarrollar: “Al ser tan nuevo, te vas a formar gracias a los que llegaron antes que tú y que cometieron ya los errores, que es lo que hemos hecho nosotros, de tal forma que hemos construido una formación para que tú, como alumno, no los cometas. En segundo lugar, haciendo, formándote, practicando e implementando, probando. Y en tercero, en comunidad. Esto va de comunidad y en el momento en que entras y conoces a un grupo de iguales con las mismas inquietudes ese grupo se convierte en inteligente”. 

De hecho, éste revela que “en los tres años y medio que llevo en esto, no he podido dejar de aprender, porque hay gente que te inspira mucho y todas las dudas que tenías te las responde la propia comunidad”. Además, insiste Pardo, “al ser un código abierto, puedes ver el talento de las personas que te rodean. Es una escuela de valor”. 

Profesionales codiciados 

Este apasionado de la materia que se abarca en estas líneas insiste en trasladar la necesidad de que “su adopción será masiva, rápida. Mucho más rápida que las últimas innovaciones porque el beneficio es tan grande que las personas van a querer aplicárselo en su día a día”. Por ejemplo, Pardo usa el caso de los community managers (CM), los cuales verán incrementar su valor gracias a este tipo de conocimientos. 

“Hoy en día, un CM con conocimientos de metaverso puede tener un salario de 200.000 dólares. Solo necesita saber de Web3 y de finanzas descentralizadas. Además, son puestos en remoto, puedes trabajar donde quieras. Sin embargo, son unos puestos que van a durar entre tres y cinco años por la amplia demanda exponencial y su aplicación en todos los ámbitos, desde financiero hasta legal”, señala Pardo. Porque, para éste, lo que viene es “una revolución”. 

“Yo vengo del mundo de la publicidad y en el año 2000 viví la revolución de internet, de lo que supuso eso. Posteriormente, en 2010 llegó la segunda revolución con la Web2 de las redes sociales. Me acuerdo cómo los usuarios se negaban, eran recelosos a subir lo que comían en una foto, y mira hasta dónde hemos llegado. Y ahora nos enfrentamos a la tercera revolución que es la Web3 y la aplicación del blockchain, una ola que lo va a transformar todo”, enumera. 

Sin embargo, añade, “en este caso, su adopción será mucho más rápida, porque el beneficio es mucho mayor”. De hecho, sentencia, “se estima que el impacto económico que tendrán los puestos con conocimientos en estas áreas será impresionante, de alrededor de un 50% por añadir este tipo de materias a tus aptitudes laborales”.  

Desde el prisma de las propias empresas, el director académico de IEBS School reconoce que “más allá del hype que está teniendo, una vez todo el mundo entienda que tendrá una utilidad real su adopción e interés será aún más exponencial”, explica. 

Además, “para nosotros, como educadores, la utilidad que tendrá metaverso será enorme. Nuestros alumnos estarán en un campus virtual, cada uno desde sus casas o sus despachos. Mientras, a mí como IEBS me dará un lugar -que no quiero llamar aula porque sus posibilidades son inmensas- en el que conseguiremos que los alumnos consigan el mayor aprendizaje ayudados por el diseño inmersivo”.  

Por ejemplo, “a los alumnos de industria 4.0 les meteré en metaverso dentro de una cadena de suministros de logística en Madrid y les enseñaré las naves automatizadas. Mientras, a los de un MBA, en un consejo de administración que pueda tener Santander, por ejemplo. Al final, cada programa de formación tendrá diseñado un lugar en el que los propios alumnos reforzarán sus conocimientos gracias a esta experiencia inmersiva y su aprendizaje será mayor. Pero no solo eso. Esto para mí también tiene un potencial enorme”. 

“Metaverso es una escuela de valor” 

Ángel Pardo (Metapro Academy)

Y es que, tal y como explica, “como humanos tenemos una memoria espacial y metaverso apuntala el conocimiento, nos ayuda. Por eso nos permitirá almacenar durante más tiempo todo aquello que adquiramos dentro de las fronteras de este entorno virtual”. 

La clave está en la “neurociencia cognitiva, que es la que nos explica a través de la ciencia cómo nuestro cerebro puede aprender más gracias a este tipo de mundos, ya que no es lo mismo que a un niño le expliques las pirámides de Egipto a través de un libro que trasladando a toda la clase a una simulación in situ en la que poder explicar con una barra cómo fueron construidas y cómo se han ido deteriorando. La funcionalidad es enorme”.  

Utilidades del día a día 

En este punto, Ángel Pardo matiza que, cuando se habla de “metaverso, no se hace exclusivamente de unas gafas de realidad virtual” porque “no es eso”. “Vamos a ir hacia una realidad mixta de tal forma que cuando vaya a Zara a comprarme unos pantalones físicos también obtenga unos para metaverso digitales”. 

Del mismo modo, “si llevas un reloj de lujo y te lo roban, se genera un mercado secundario, pero, dentro de poco, los relojes también llevarán asociados un NFT que la joyería mandará a tu wallet, de forma que no podrás venderlo si no lo haces con el NFT. Así nos aseguraremos que el reloj es tuyo y tendrás una prueba digital, un certificado que representará un activo físico”.  

Esto se producirá gracias al blockchain, una tecnología ya presente y que, a juicio del CEO de Metapro Academy, “va a permitir una capa de propiedad espectacular” y esto a su vez “generará un desarrollo económico inmenso”. “El beneficio que va a aportar a la sociedad la adopción de esta tecnología va a ser mucho más rápida de lo que esperamos y sus posibilidades serán inmensas”. 

Micrometaversos, protometaversos, metaversos… 

La gran incógnita, como siempre, reside en cuándo se unificarán las diferentes tecnologías aplicadas por las empresas que se encuentran inmersas en la carrera por el desarrollo de metaverso para su adopción generalizada. Y las respuestas, tal y como se vienen dando, son diversas. 

Ángel Pardo vaticina que “metaverso será colaborativo y abierto, de tal forma que todos estemos al mismo nivel. Sin embargo, también habrá uno cerrado que representará Facebook y que tendrá una serie de patrones de tal forma que sigas teniendo presidente, ministros y alcaldes. Ahí habrá dos variantes”, aunque para éste “lo más importante es que sea democrático”. 

Por su parte, Pascual Parada vaticina que “la tendencia pasará porque cualquier organización en base a unos estándares que se están generando podrá diseñar su propio espacio en el metaverso privado y lo podrá conectar al resto. Al igual que yo pongo un blog en un servidor, habrá un servidor como un software con los estándares y a partir de ahí podré construir un espacio y unas funciones y, a su vez, conectarlo a la red de navegación de forma transparente. Estas reglas permitirán que la identidad digital que va generando siempre sea la misma, con el mismo avatar, el mismo aspecto, los mismos complementos… Y podrán trasladarse de forma transparente”. 

Ahora bien, subraya, “no es lo mismo una empresa fuerte como Google que una nueva que acaba de empezar”. Y suma: “Meta lleva un adelanto con respecto a otros, porque lleva trabajando mucho tiempo en esto y están haciendo pruebas y ytest de visualización con los nuevos sistemas inmersivos de gafas, de tal forma que pueda ser muy difícil discernir entre lo que es físico y no del metaverso. Pero real es todo”. Así lo sentencia, insistiendo en que “el mundo dentro de metaverso es real, existe, y todos viviremos una experiencia”. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter