jueves 20 • enero 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Emprender: una opción de futuro que seduce al 23% de los universitarios

El grueso de los estudiantes universitarios apuesta por trabajar por cuenta ajena al finalizar su grado, no obstante, pasados cinco años escalan las posibilidades de ser trabajador de la Administración pública o lanzar su propia idea emprendedora

El emprendimiento entre los más jóvenes es una opción cada vez más valorada entre universitarios y estudiantes en general, aunque por el momento España sigue situándose a la cola en cuando a iniciativas de este contexto. En concreto, solo un 23% de los universitarios españoles ha pensado la opción de crear su propia empresa en los próximos cinco años. Unos datos que, si se desgranan dejan conclusiones muy reseñables para el tejido empresarial del corto y medio plazo.

El motivo no es otro sino que la tendencia hacia el emprendimiento de los más jóvenes dispone de un periodo clave de cinco años. ¿Por qué esta afirmación? Porque, tal y como se desprende del informe GUESSS España 2021, el 70,4% de los universitarios españoles prevé trabajar por cuenta ajena al concluir sus estudios de grado, sin embargo, cinco años vista esta cifra bajar hasta el 63,5% en favor de los emprendedores.

Y es que, mientras que sólo un 13% de ellos considera viable emprender nada más finalizar sus estudios, pasados cinco años el porcentaje se eleva hasta el 23,1%. Unos datos muy inferiores al tradicional empleo por cuenta ajena que, por el contrario, abre un abanico de posibilidades pasada la primera experiencia laboral después de finalizar las enseñanzas universitarias.

En concreto, entre las alternativas destaca el rumbo hacia el empleo público. En concreto, un 18,4% de los encuestados tiene intención de ser funcionario al finalizar sus estudios y la cifra escala al 21,2% pasados cinco años. Es la única barra que se incrementa a cinco años vista al igual que la del emprendimiento.

Universitarios españoles vs europeos

Estas cifras dejan un clima emprendedor en el país positivo para el emprendimiento en el medio plazo, sin embargo, si se compara con los universitarios europeos denota otra realidad. ¿Cuál es el motivo? Si bien es cierto que un 70,1% de los europeos apoya arrancar su vida laboral en una empresa por cuenta ajena, pasados cinco años es un 59,5% el dato de los que prevén mantenerse en esta situación.

En cambio, como en España, el emprendimiento coge fuerza. En concreto, en 2,4 puntos más que nuestro país. Y es que, si bien dentro de nuestras fronteras a cinco años vista son un 23,1% de los actuales universitarios los que prevén emprender, en el marco comunitario la cifra escala hasta los 25.5%.

Brecha de género: ellos emprenden más

Si se analiza por género los resultados no son menores, ya que, mientras que un 8,6 % de los chicos han comenzado ya sus ideas emprendedoras, en el caso de ellas la cifra es un 3,7% menor, ya que sólo un 4,9% ha comenzado a desarrollar sus correspondientes proyectos. Una diferencia que a cinco años vista también es significativa, puesto que el 28,5% esperan emprender en un lustro mientras que el porcentaje de ellas es del 19,9%.

Esto por comunidades autónomas no cambia. Incluso en algunos puntos la tasa se duplica con respecto a otras. Sucede en País Vasco, donde la brecha emprendedora entre hombres y mujeres es de un 6,5%, seguida de Castilla y León (4,7%) y Cataluña (4%). Por su parte, las comunidades autónomas donde la diferencia es menor corresponde con Canarias (2,7%), La Rioja (3,1%) y Murcia (3,4%).

Diferencia por comunidades autónomas

El problema es que en muchos casos para generar una iniciativa emprendedora no basta con tener una idea, sino también un apoyo, una serie de conocimiento en el que las universidades juegan un papel vital. Y ahí el clima emprendedor de las universidades es vital.

En concreto, es muy destacable cómo la media global referente al clima emprendedor se ubica en el 4,4 mientras que en España la puntuación media es de 3,8 puntos. Unos datos que, por comunidades autónomas, dejan a Cantabria (4,2), Andalucía (4,1) y Canarias (4) como las tres regiones donde más se enseña a los jóvenes la importancia y posibilidades de emprender, mientras que en País Vasco (3,2), La Rioja (3,1) y Murcia (2,8) ocurre todo lo contrario.

Ahora bien, si hubiese que hablar de qué ramas son las más dadas a emprender, los números se entremezclan. El motivo para tal afirmación es que, mientras que los estudiantes de ciencias sociales y jurídicas son lo más dados a emprender de forma directa (14,4%), en el caso de hacerlo a cinco años vista son los de ingeniería y arquitectura (27,5%) los que más valoran esta opción. Pero, si se apunta a actividades emprendedoras nacientes, en este caso son los de artes y humanidades (nacientes:22,5% y activos 9,5%) los que lideran dentro del cómputo global.

Por ello se puede determinar que el carácter emprendedor de los jóvenes españoles es muy diverso en cuanto a materias, puesto que las intenciones difieren notablemente en función del campo de estudio pero a la larga se traduce en una variedad que enriquece en todos los campos al tejido empresarial. Aunque, eso sí, en la mayoría de los casos, mirando hacia el futuro. Y es que, mientras que un 13% de los encuestados considera que emprenderá nada más acabar sus estudios, un 23,1% poner un lustro de diferencia para asegurar y lanzar su idea al mercado.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter