domingo 15 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Por qué es necesario que crezca la presencia de la mujer en las finanzas 

Ellas invierten menos que los hombres, pero controlan el 40% de la riqueza mundial 

Las inversoras están más orientadas al largo plazo y a los activos socialmente responsables, con potencial de impacto positivo 

Tradicionalmente, las mujeres han sido las gestoras de las familias, evaluando y decidiendo la asignación de recursos del hogar. Sin embargo, esta realidad no se ha visto trasladada al mundo de las finanzas. No solo invierten menos, sino que tienen menos representación que los hombres. Habitualmente se ha pensado que este no era un espacio para las mujeres. Sin ir más lejos, en España hace menos de 50 años las mujeres no podían abrir una cuenta corriente o retirar dinero sin el permiso de un hombre de su familia.  

Esta circunstancia, junto a la tardía incorporación de la mujer al mundo laboral y los menores sueldos, han propiciado que su participación activa en el ámbito financiero sea menor. Según un estudio de BNY Mellon Investment Management, el sector de la inversión no consigue llegar a las mujeres, atraerlas y hacer que participen en la misma medida que los hombres. En todo el mundo, solo una de cada 10 mujeres considera que entiende perfectamente la inversión. 

“El acceso de las mujeres a la inversión se ve obstaculizado a menudo por el hecho de que el sector se centra en un público masculino. Se trata de un enfoque cada vez más obsoleto, porque el poder financiero de las mujeres aumenta gracias a su participación económica y al control de su propio patrimonio. Actualmente, casi nueve de cada diez gestores de activos (86%) admiten que su cliente de inversión por defecto es un hombre”, destaca el informe. 

Asimismo, como señala el estudio La brecha de género en las competencias financieras, del Observatorio del Ahorro Familiar, solo el 29% de las mujeres tiene una comprensión, al menos a nivel básico, de los vehículos de inversión, frente al 49% de los hombres. 

En este contexto, si las mujeres invirtieran al mismo ritmo que los hombres, habría al menos 3,22 billones de dólares más de activos bajo gestión. “Y lo que es más importante, nuestra investigación también revela que las mujeres son más propensas a realizar inversiones que tengan un impacto social y medioambiental positivo, lo que significa que habría 1,87 billones de dólares adicionales en inversión responsable si las mujeres invirtieran al mismo ritmo que los hombres”, apuntan desde BNY Mellon Investment Management. 

Largo plazo e impacto en la sociedad 

Más interesadas por las inversiones socialmente responsables y más previsoras. Ese es el perfil de las mujeres inversoras. De hecho, según las cifras de BNY Mellon Investment Management más de la mitad de las mujeres (55%), invertiría (o invertiría más) si el impacto de su inversión se alinease con sus valores personales, y el 53% invertiría (o invertiría más) si el fondo de inversión tuviese un objetivo o propósito positivo claro. Dos tercios de las mujeres que invierten actualmente (66%) tratan de invertir en empresas que les gustan y que apoyan sus valores personales. 

En el caso de España, los asesores financieros consultados por EFPA España también consideran que las mujeres están más interesadas por las inversiones socialmente responsables (46%), frente a un 6% que apunta a los hombres.  

Esta preferencia de las mujeres por las inversiones de impacto también está muy influenciada por el hecho de que ellas, normalmente, están más orientadas hacia las inversiones a largo plazo. “Las mujeres solemos meditar y ser más reflexivas a la hora de tomar decisiones de inversión, primando el largo plazo y no dejándonos llevar por los impulsos”, apunta Andrea Carreras-Candi, directora de EFPA España.  

Esta tendencia a la reflexión también está detrás de que las mujeres estén más concienciadas que los hombres sobre la importancia de ahorrar para la jubilación, junto a la cuantía que reciben ellas una vez jubiladas. Y es que la pensión media de las mujeres en España es un 33% menor a la de los hombres, con 875,82 euros, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 

Actualmente, el 40% de la riqueza mundial está en manos femeninas, según la consultora Boston Consulting Group (BCG). “El momento de actuar es ahora. Un mayor número de mujeres que inviertan beneficiará a todos: a la sociedad, al sector de la inversión y al planeta”, concluyen desde BNY Mellon Investment Management. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter